miércoles, 13 de mayo de 2009

A LAS OCHO DONDE SIEMPRE, serial bollo (3)

Anteriormente, en A las ocho donde siempre...

CAPÍTULO TRES: LA FUGITIVA

I

Virginia no sabía si se había despertado de repente o es que nunca se había llegado a dormir.

Mediados de mayo. Aún refrescaba por las noches. Se puso una sudadera y se dirigió a la terraza caminando de puntillas al pasar por el sofá del salón, donde dormía –y roncaba- la fugitiva Clara. ¡Fugitiva! Sonaba a película americana, pero se trataba de la vida real, de esa extraña mujer a la que la policía buscaba por todas partes.

Encendió un cigarrillo y se apoyó en la barandilla. En la calle no se escuchaba un solo ruido y la ventana de la habitación de Inés y Carlota, que vivían en frente con su hijita Tian Fu, estaba completamente oscura. Se planteó la posibilidad de lanzarles algún objeto pequeño para despertarlas, pero decidió esperar al día siguiente. ¿Cómo se tomarían todas que estuviese ayudando a Clara? De vuelta a Madrid tras el accidentado fin de semana en Navas de la Princesa, la estuvieron llamando de todo menos bonita. En aquellos momentos habían estado completamente convencidas de que Clara era la asesina de su propia madre y de que había huido en mitad de la noche dejándolas solas en ese oscuro caserón llamado Villa Woolf, con una anciana muerta en una habitación del piso superior. Para colmo, las ocho fueron interrogadas por la Guardia Civil durante horas. Desde luego, no habían conseguido pasar el fin de semana relajado que se habían propuesto.

Desde luego, se dijo Virginia de nuevo, esto parece una película americana…

El caso es que ahora creía a Clara, que le aseguró una y otra vez que no había asesinado a su madre. Según ella, había subido a darle la medicina que siempre le hacía tomar antes de acostarse cuando descubrió que alguien le había clavado una puñalada mortal en el corazón. Huyó de allí porque estaba convencida de que iban a acusarla.

--Lo siento, Virginia, siento el lío en que os metí, pero seguí mi instinto. En el pueblo a nadie le gusta que Villa Woolf sea una casa rural para lesbianas, están furiosos conmigo y todos me habrían acusado sin dudarlo. Acuérdate del caso de la niña que apareció asesinada en un descampado. Todo el mundo acusó a la novia de la madre y luego resultó que había sido un violador inglés. Pura homofobia.

            Algo en su tono de voz convenció a Virginia. Jacobo y ella decidieron ocultarla en su piso hasta el día siguiente, en que consultaría con Carlota, que era abogada, para ver lo que podían hacer. Por supuesto, ello sería después de quedar con Marga López de Ediciones Leta para hablar de su novela. Sintió un retortijón en el estómago.

            No, si cuando digo que esto parece una película americana, pero si tiene escritora y todo, pensó Virginia. Apagó el cigarrillo contra la tierra de una maceta y volvió a entrar sigilosamente.

II

Asunto: ¿A las ocho donde siempre?

De: Virginia Gutiérrez [vguti@diseñoweb.es]

Chicas, necesito hablar con vosotras, ¿nos vemos hoy en el Alqamaru?

Besos.

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Lola Sánchez [lolitalola@gmail.com]

Uy, qué misterio. ¡Me apunto!

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Olga Rabal [olgara1977@hotmail.com]

Cuenta con Karen y conmigo. Besos.

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Olatz Arriaga [olatz.arriaga@colectivolgtbq.es]

Nos vemos allí.

(Me muero de sueño)

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Inés Márquez [imarquez@gmail.com]

Quien llegue antes que pida cañas para todas.

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Virginia Gutiérrez [vguti@diseñoweb.es]

¿Viene Carlota, Inés? Necesito hacerle una consulta.

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Inés Márquez [imarquez@gmail.com]

No hay problema, podemos dejar a Tian Fu con la abuela J

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Virginia Gutiérrez [vguti@diseñoweb.es]

¿Alguien sabe algo de Susi? No ha respondido L

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Susana Montalbán [susana.montalban@uam.es]

Perdón, estaba dando clase.

Os veo a las 20:00 en Alqamaru, besitos a todas.

***

Asunto: SOS, morsa en casa

De: Jacobo Lorenzo [soytremenda@yahoo.es]

Esta mañana casi me muero del susto, no sabes el aspecto que tiene al levantarse… ¿cuánto tiempo vamos a tener a esta loca en casa? Mira que como nos descuartice en mitad de la noche…

***

Asunto: Re: SOS, morsa en casa

De: Virginia Gutiérrez [vguti@diseñoweb.es]

No seas malo.

Te aguantas que yo llevo años soportando a tus ligues a la hora del desayuno. Que aún no has aprendido a largarles después del polvo como hago yo…

Te dejo que he quedado con la editora (cruza los dedos).

III

            El Alqamaru estaba lleno, pero tarde o temprano siempre conseguían que quedase libre la mesa del fondo y entonces la conquistaban como si se tratase de una isla y ya no se marchaban de allí hasta que habían destripado todos los asuntos del día. En aquel momento Virginia les contaba la oferta que había recibido de Ediciones Leta mientras todas degustaban una bandeja de tostas a la que les había invitado para celebrarlo.

--¿Has firmado ya algún contrato con ellos? –quiso saber Carlota.

--No, el lunes que viene –Virginia miraba a Susi para comprobar si la noticia de que iban a publicar su novela le había impresionado. Esta sonreía mientras daba vueltas a una cucharilla dentro de su café. Parecía contenta por ella.

--¿Es de eso de lo que querías hablar conmigo? –le preguntó la abogada.

--No… -con la emoción, casi se olvida de Clara, que llevaba todo el día sin salir de su casa.- Veréis, chicas, tengo algo que contaros… Pero no os pongáis a gritar, que os conozco…

IV

            Clara apagó el televisor con el mando a distancia y se levantó del sofá cuando escuchó cómo una llave se introducía en la puerta de la entrada.

--Soy yo –dijo Virginia a modo de saludo, asomando la cabeza. Cuando entró, Clara comprobó con sorpresa que iba seguida de Susi, Olatz, Olga, Karen, Inés, Carlota y Lola.

            Se temió lo peor, pero todas le saludaron cortésmente.

--¿Has comido? –le preguntó Virginia.

--Sí, gracias. Me hice un sándwich de atún con mayonesa, como tú me sugeriste.

--Siento que la nevera esté tan vacía. Jacobo y yo apenas comemos en casa.

--Bueno, –Clara sonrió con amargura- tampoco me viene mal ponerme a dieta.

--Clara, estás metida en un buen lío –le dijo Carlota.- Ya sabes cómo se criminaliza a las lesbianas en los pueblos pequeños. Deberás explicarme todo lo sucedido con pelos y señales. Y hablarme de toda la gente de Navas de la Princesa que consideres sospechosa. Mientras tanto, y si no quieres que te encierren, deberás esconderte.

            Olatz miraba a la asustada fugitiva mientras se rascaba la barbilla con una mano.

--Definitivamente, tienes que cambiar de look. La policía te está buscando.

            Clara la miró esperanzada.

--¿Me ayudaréis?

--Voy a bajar al 24 Horas a comprar un tinte de pelo –dijo Karen.- Y de paso subo unas cuantas botellas de vino, que me parece que la noche va a ser larga.

            Olga se acercó a su novia y le susurró al oído:

--Pide una prueba de embarazo también…

--Eso solo lo venden en las farmacias, boba. Menos mal que he sido previsora y ya he comprado una al salir del trabajo –Karen sacó una cajita blanca de su bolso.

--En casa tengo ropa que puede valerte, la dejó mi hermana cuando se quedó con nosotras, voy por ella –anunció Inés.

--Ceo que Jacobo tiene lentillas de colores, las buscaré.

--¡Pero qué divertido es esto! –aplaudió Susi.- Ay, perdona, Clara, es que me he dejado llevar…

V

Avanzada la madrugada, seis rostros miraban con expresión atónita la transformación de Clara y otros dos, con lágrimas en los ojos, examinaban una prueba de embarazo.

CONTINÚA EL MIÉRCOLES 20 DE MAYO

2 comentarios:

Anti homofobia dijo...

Hola:

He creado un nuevo blog para denunciar la homofobia, bifobia y transfobia en Internet. Te agradecería que difundieras la noticia y que colaboraras en este nuevo blog para que entre todos paremos las fobias al colectivo LGBT. Está en http://homofobiaeninternet.blogspot.com/ .

Atentamente,

Anti Homofobia

farala 68 dijo...

pero como está esto... ¡¡está chupi guay!! me está encantando hester!! es buenísimo, con todo el transfondo tuyo detras (la denuncia de la homofobia).

una suherencia además de los links a capitulos anteriores a lo mejor podías poner un "resumen de lo acaecido hasta ahora" antes del capitulo quinto... ¡me muero por leerlo!

me encanta clara!! ´(se parece a la carrington!!)