domingo, 30 de noviembre de 2008

Domingo ateo

Nunca mires a nadie por encima del hombro a no ser que le estés ayudando a levantarse (Jesse Jackson)

Ni la belleza.
Ni la riqueza.
Ni el poder.
Ni la fama.
Ni los éxitos.
Ni las posesiones materiales.
Ni la admiración.
Al final lo único que importa es algo que parece estar muy pasado de moda.

La bondad.

Eso es lo único que deseo saber transmitirte desde el inicio de tu existencia.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La bondad atea, Hester, por supuesto. Otra cosa que se quieren quedar para sí las instituciones religiosas, reclamémosla como tú lo haces.

Marcela dijo...

Ojalá supiéramos educar en la bondad, eso sería un enorme paso a educar en la igualdad y en la felicidad.

Olga_C dijo...

La bondad no está de moda porque exige un esfuerzo continuado y el respaldo de un núcleo humano con una estructura sólida. En estos tiempos, eso escasea.
Y CLARO que debemos desconfiar de cualquier institución que nos quiera "vender" la bondad o atribuírse su patrimonio. Quien espera reconocimiento, premio o vida eterna a cambio de sus actos es un comerciante, no un bienhechor.
Muakas Hester.

dintel dijo...

La bondad ni es atea y ni deja de serlo, es simplemente, bondad. ¿Las intenciones? otra cuestión.

dasista dijo...

Seguro q se lo sabes transmitir. Es un don de la familia Prynne ;)

Summer dijo...

Disiento contigo, lo unico que importa es la justicia. Cuando hay justicia la bondad florece.