miércoles, 1 de octubre de 2008

Hay más pronombres


Mientras el tigre no puede dejar de ser tigre, no puede destigrarse, el ser humano vive en riesgo permanente de deshumanizarse. (José Ortega y Gasset)

Un interesante estudio de la publicación Psychological Science llegó a la conclusión, tras conducir una serie de experimentos, de que la mejor forma de determinar qué puesto ocupa una persona dentro de una jerarquía es su capacidad de ponerse en el lugar de los demás y de mostrar consideración hacia el otro. Esto es, su habilidad para salir de su propia experiencia vital e imaginar las emociones, percepciones y motivaciones de la otra persona.

Cuanto más poder tiene una persona, dice el artículo en cuestión, titulado “Power and Perspectives Not Taken”, menos capacidad demostrará a la hora de ponerse en la situación de otro individuo.

Uno de los ejemplos que dan es la forma en que un asistente lleva un café a su jefe sin que éste se lo pida (se adelanta a sus deseos) y cómo el jefe nunca se acuerda de pagárselo (no tiene en cuenta al otro).

Viene al caso mencionar aquí el movimiento internacional Walk a Mile in Her Shoes: grupos de hombres que se calzan altos tacones para marchar por todas las ciudades en contra de la violencia de género y de las violaciones. Esta tortuosa caminata es su forma simbólica de ponerse en el lugar de las mujeres y exigir que todo el mundo lo haga. Felicidades, chicos.

Y es que a nadie le vendría mal salir de su caparazón y ampliar miras. Para ello no hace falta viajar a India, basta con pensar en la gente con la que te encuentras en el día a día y librarnos de prejuicios que hacen que no mostremos interés hacia ellos, malos humores que nos impiden saludar o dar las gracias y prisas que nos impulsan a ir atropelladamente por nuestra breve y malgastada existencia.

Dicen los cuáqueros, casi la única religión que me inspira simpatía, que todo el mundo tiene algo maravilloso en su interior. ¿Por qué no nos convertimos en exploradoras y exploradores, buscando en la selva de la gente que nos rodea esa individualidad que a buen seguro enriquecerá nuestras vidas?

6 comentarios:

PULGACROFT dijo...

jo, cuántas verdades en tan poco texto y además verdades que invitan a la reflexión. Qué cierto todo!
Saludos!

malavida dijo...

Muy cierto, la prisa y el mal humor es una mala combinacion que impide tomarnos un respiro y llevarla mejor. Por cierto que buen dato lo de la marcha, buscare si hay una por aqui para ir y compartir algunas fotos. Gracias.

farala 68 dijo...

y nos lo está diciendo Hester, alguien que tiene un mundo maravilloso en su interior y aún asi explora y bucea en las vidas que le rodean ofreciendo apoyo, amor y amistad.

Y chicas, no puedo dejar de decir el MORBAZO que me da dejarle a Hester este comentario desde el mismisisisisimo ordenador que nos da la Letra Escarlata (mientras en la habitación de al lado Hester, su Bruge y mis niñas destrozan la canción "mañana" de Annie). Porque todo hay que decirlo: bellísima persona, escritora inspirada, eficaz y comprometida, bollera ejemplar, pero cantar, cantar, lo que se dice cantar, canta fatal.

jajajajaja

Eiki Usagi dijo...

Tenemos grandes frases para decir siempre lo mismo pero el problema está en que se nos llena la boca al decirlas pero no se nos llenan las manos al aplicarlas...

"No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a tí"
"La libertad propia termina donde empieza la liberta de los demás"

etc...

Hester como siempre las cosas claras y el chocolate espeso (me encantan las frases hechas ;) ).

Un abrazo

dasista dijo...

Yon, tienes toda la razón. Tendemos a deshumanizarnos con tanta tele, tantas noticias de bombas, masacres,pobreza, etc. Estamos tan acostumbrad@s a ver de lejos el mal ajeno, que ya no nos afecta.
Estoy contigo en que, por lo menos en el día a día, debemos aprender a empatizar, a hacer del mundo del otro el nuestro propio, no sólo para lo bueno, también para lo malo.

Un beso y déjate de hacer brownies para cumpleaños que vamos a parecer la familia de Rosanne jeje
Tu hermana que te quiere (y que te abofetearía a veces tb;)

dintel dijo...

Pienso.