viernes, 31 de octubre de 2008

Buuuuuuuuuuuuuuuh


Halloween no es inocente, pues tiene un trasfondo de ocultismo y de otros tipos de corrientes que dejan su huella de anticristianismo (Joan María Canals, Conferencia Episcopal Española)

Siempre me han encantado las fiestas, sean estas por el motivo que sean, siempre que no enemisten a la gente y hagan que nos lo pasemos bien, pero es que desde que ayer la cansina y meticona iglesia católica advirtió del “transfondo de ocultismo” de Halloween y recomendó a los padres que encauzasen “la fiesta de Halloween hacia lo bueno y no fomentar el terror y la muerte”, la noche de Todos los Santos se ha convertido en mi holiday favorita. La iglesia añade que los niños “se disfrazan de brujas, vampiros, fantasmas, con máscaras de cadáveres, esqueletos. Los padres favorecen este tipo de fiesta y que jueguen con elementos de muerte”.

Quizá tengan razón, quizá los niños deban pues, inspirarse en la Biblia para sus disfraces, ya que no fomenta “el terror y la muerte”, como ellos dicen que Halloween hace. Veamos algunos ejemplos:

-Disfraz de Noé, quien, junto a su familia, fue el único superviviente del diluvio universal que mandó dios y con el que se cargó a toda la humanidad.

-Disfraz de Abraham, que casi sacrifica a su hijo por orden divina.

-Disfraz de San Juan Bautista, decapitado.

-Disfraz de Herodes, que mató a todos los niños menores de dos años.

-Disfraz de Cristo, que murió torturado, clavado durante horas y horas a una cruz.

No voy a seguir porque se me ocurren miles de ejemplos mucho más terroríficos que una bruja, un vampiro o un fantasma.

Además, ¿cómo va Halloween a ser anticristiano, si es una festividad que se remonta a 300 años antes de Cristo? Proviene de los celtas. Fueron los irlandeses quienes la llevaron a Estados Unidos cuando emigraron en masa en el siglo XIX.

Lo que pasa es que a la iglesia católica le jode perder el poder que tenía en estas fiestas. Le jode que la gente se divierta disfrazándose, yendo a fiestas, comiendo caramelos y viendo pelis de miedo con un bol a rebosar de palomitas. Quieren que vayamos a llorar a los cementerios y a rezar a misa.

Yo por mi parte voy a honrar a mis muertos viviendo la vida, riéndome, llevando a mis sobrinos disfrazados de monstruos a un cuentacuentos de historias de miedo y decorando mi casa con esqueletos y calabazas. Para que se fastidien.

Feliz Halloween, os dejo un regalito:


10 comentarios:

Lineia dijo...

Hester, ¡buenísimo el nuevo look de tu blog! Y buenísimo tu post, pero eso como siempre.

Chinitas de Chinitilandia dijo...

Aggggg ¿ Has visto lo que hace la guarra de la Iglesia ?....

Labrujamala dijo...

arriba las brujasmalasssss!!!!!


anda si yo soy una de ellas!!! jajaja

bsos y feliz finde!

PULGACROFT dijo...

No es que yo sea muy fan del Hallowen americano pero tampoco me parece bien tanto cementerio y negocio de flores. Yo me acuerdo de mis seres queridos todos los días, no necesito que me impongan un día concreto.
Muy bueno el post.
saludos!

Cabiria Fernandez dijo...

Tienes toda la razón en tu reivindicación de fiestas paganas, a mi Halloween me parece divertido, porque desdramatiza un tema tabú en nuestra sociedad como es la muerte, y además todas las fiestas paganas tiene un componente puro sin la adulteración católica de las fiestas cristianas. En mi tierra, las fallas constituyen desde su origen una de las fiestas paganas más famosas, que reivindican el sentido efímero de la vida, el fer per a desfer, lamentablemente posteriormente y sobre todo en la epoca de Franco se ha querido rodear de un boato católico, que no forma parte de la tradición. Por tanto, viva Halloween, los muertos vivientes, yo me pido el disfraz de vampira y Casilda Peres me dice que de la muerte cantando.

Marcela dijo...

A mí esta fiesta como que me da igual, pero si la iglesia dice que no se celebre, pues marcela se viste de bruja y anda de casa en casa pidiendo caramelos, vaya que sí.

Una más de la bollosfera dijo...

qué mejor que fiestas como estas para acercar a los niños temas tabú como la muerte.
Y la igle,sia como siempre... no nos vayamos de fiesta no sea que se les despendolen los borregos.

en fin

que yo hoy me disfrazo de travesti, ea

dintel dijo...

Qué sutileza muchacha, te admiro. Te has basado sólo en La Biblia, ni cruzadas, ni evangelizaciones en el continente americano y aledaños, ni Torquemadas ni na de na... Sólo terrores de leyenda.

Marga dijo...

Ja! que buena! de verdad qeu podríamos hacer una fiesta terrorifiquísima con las cosas que la iglesia ha hecho a lo largo de la historia!

Mi ex-novia es una cuentacuentos que contó historias y canciones de miedo a los niños, fue genial!

Reyes dijo...

Me ha encantado,sí señor.
Y dicen que esta fiesta da miedo,pues yo recuerdo con pavor cuando era niña y tenías que ir a misa,llevar las flores de rigor al cementerio y por la noche encender unas mariposas en aceite por cada ser querido que se había ´´ido´´.
También recuerdo con verdadera envidia las fiestas que veíamos de Hallowen en las pelis americanas,menos mal que han llegado ya a este país para que mis hijos se puedan disfrazar.Por cierto mi hija va de bruja y mi hijo de calavera.
Uy,voy a confesarme por si a caso lo hago mal jejejeje
Encontré ayer este blog por casualidad,pero visto lo visto creo que me convertiré en asidua visitante.
Un besote,Reyes.