viernes, 10 de octubre de 2008

GORDOFOBIA

Se dejarían de vender cigarrillos si en las advertencias de las cajetillas pusiese: FUMAR ENGORDA. (Dave Barry)

A veces pienso que hay gente que prefiere tener una enfermedad a ser gorda, de verdad. Y esto si no identificas gordura con enfermedad, claro, que esa es otra. Y mira que hay personas gordas que se hacen análisis y sale todo bien… pero se ve mucho peor a alguien con michelines que a alguien que fume sin parar, por poner un ejemplo. Estar gorda no equivale a no llevar una vida sana (ni estar delgada a sí llevarla). Si uno come bien (estar permanentemente a dieta es muy malo para la salud, es mejor comer de todo en su debida cantidad) y hace ejercicio, no importa estar gorda o delgada. Cada persona es distinta según sus genes, su estructura ósea, y otros factores. Lo importante en cuestión de salud generalmente no se puede ver, como por ejemplo el colesterol. Y para tenerlo no hay que estar gordo. Y es que si una persona entradita en kilos dice que tiene hambre o se come un bocata, las miradas de reproche o de burla no se hacen esperar.

Porque esa es otra. La gordofobia –sí, llamémosla por su nombre o seguirá sin existir, como todo lo que no es nombrado- está socialmente aceptada. Uno puede reírse de un gordo sin problemas, porque está considerado gracioso, sigues siendo cool, no como los racistas o los homófobos. A ver si nos concienciamos y acabamos con esto.

Con las niñas y los niños que reciben las burlas impunes de sus compañeros de clase, acomplejándose desde críos. Con la discriminación laboral de quienes no son contratados por no tener “buena presencia” (es decir, por no cumplir con el irreal canon establecido). Con los locales nocturnos que no dejan entrar a gente gorda porque no están buenos. Con las series y películas que ridiculizan a los gordos mediante personajes absurdos que no paran de darse atracones. Con las tiendas de ropa, la mayoría, que no fabrican tallas más allá de una 40, y ya estoy exagerando. Con los aviones, cines, transporte público que no tiene asientos para gordos. Con la moda, esa secta manipuladora dirigida por gays misóginos. Con las aseguradoras que no aseguran a la gente gorda. Con tanta discriminación.

Es importante reivindicar la palabra gordofobia para hacer patente una discriminación que existe, que es muy grande en el mundo occidental y que resulta muy seria ya que causa inseguridades, depresiones e incluso suicidios.

Hay que luchar por cambiar el modo en que el mundo ve a las gordas y a los gordos. Hay que reivindicar esa palabra, GORDA, GORDO. Para que deje de ser un insulto. Para que sea lo que simplemente es, una característica física. ¿Por qué “qué delgada estás” suele equivaler a “qué guapa te has puesto”? ¿Por qué, en cambio, es tabú decir que alguien está gorda o ha engordado? Hemos de eliminar lo negativo de GORDA y GORDO lo mismo que se ha eliminado, en la mente de tanta gente, de las palabras homosexual o negro. Basta de sentirse avergonzadas cuando no encontremos nuestra talla, acerquémonos a la dependienta y pidámosla. Basta de esconder nuestras carnes en trajes que parecen sacos de patatas, exhibamos nuestro portentoso cuerpazo. Basta de que nuestro peso defina nuestro ser cuando somos muchísimas otras cosas. Cuestionemos las concepciones establecidas sobre lo que significa estar gordo, retomemos la palabra, reapropiémonos del adjetivo y llenémoslo de poder.

Pero para cambiar la forma en que el mundo nos ve, hemos de cambiar primero la manera en que nos vemos a nosotros mismos. Vamos a dejar ya de disculparnos por tener barriga, o culo, o lo que sea. Joder, la vida es demasiado corta para vivir obsesionados con las calorías, ¿no? En un mundo con pobreza, guerra y tantos tipos de violencia, ¿no es un poco ridículo dedicar tanto tiempo a odiarnos? Yo por mi parte tengo cosas más importantes que hacer, una vida creativa que desarrollar, una familia que cuidar, amistades a las que querer y una sociedad que necesita de mi implicación.

Imaginaos que todas lo hiciésemos. Que todo el tiempo que empleamos en pensar cómo adelgazar y que todo el dinero que gastamos en dietas y productos-milagro lo utilizásemos para cambiar el mundo. Sumaría un montón de tiempo y un montón de dinero, un fabuloso ejército de cerebros contra los horrores de este planeta, ¿verdad? Pues a ello.

Libro recomendadísimo: Mucha talla (The Fat Girl’s Guide to Life) por Wendy Shanker.

50 comentarios:

Rosma dijo...

Jajaja...Me has leído la mente, está mañana cuando iba en el metro, al verme en la ventana me vi gorda y en seguida pensé tengo que ponerme a dieta, PERO si yo no como en exceso, salí bien en mi analítica y bueno, había una chica a mi lado, de las nuestras estaba para comer con pan, la miré, me miró y volví a pensar, definitivamente, me tengo que poner buena... Ya lo estoy y la que no lo vea es porque está ciega.

Anónimo dijo...

ójala fuera tan fácil no obsesionarse con estos temas...

Hester Prynne dijo...

Nadie dice que sea fácil. Pero si solo hiciésemos lo que es fácil...

dasista dijo...

Estoy contigo en todo sista pero también hay que cuidar el cuerpo porque aunque nos hagamos análisis y estemos bien, a la larga pueden surgir problemas de espalda, de piel, etc. No te hablo de una gordura moderada (sobrepasar en 10kg el peso "ideal" aprox) te hablo de engordar mucho en poco tiempo, de padecer sobrepeso, etc. Quizá no nos damos cuenta hasta que adelgazamos de lo que aumenta nuestra calidad de vida. No hablo de moda, ni de cánones, hablo de la vida diaria, de correr para pillar un bus, de agacharnos a recoger algo, etc.
No tenemos que basar nuestra vida en estar más delgadas, más esbeltas pero sí dedicar tiempo al ejercicio, a comer bien, a moderar el consumo de dulces, alcohol, etc.

Bueno, creo que me he enrollado mucho. En el fondo opino prácticamente lo mismo que tú, es más me parece muy poco saludable el físico de las modelos actuales (a mí me gustan con más carnes;). También escucho comentarios "gordófobos" con frecuencia y creo que hay mucho trabajo que hacer para concienciar a la gente de que el físico no es lo primero.
Bueno, q estoy algo espesa hoy...
Besos

chavela dijo...

hola nena! la verdad es que estoy bastante de acuerdo con Lalelilolu. Estoy contra la delgadez extrema, y contra la prohibición de tener celulitis y estrías (como si esas pieles fueran normales, vamosnomejodas), pero también creo que la gordura excesiva es también fruto de esa misma cultura contra la que nos rebelamos. Hay cuerpos de todo tipo, sí, pero todos sabemos cómo es el nuestro. Yo, antes, ya te acordarás, estaba enorme. Estoy mucho mejor ahora. También porque encuentro mi talla en las tiendas, pa qué te voy a mentir, pero sobre todo porque me siento mejor. Y eso no es una moda, es la realidad. Te sientes mejor si estás más tendente a la normalidad bien entendida que al exceso (sea este cual sea). Coincido con tu hermanita en el tema médico: el colesterol se mide, pero no el trabajo que realiza tu corazón, o el peso que soportan tus rodillas y tobillos. Como sé lo que es estar gorda, siempre miro con cierta precaución a la gente que sostiene contra viento y marea que se sienten perfectamente sanos y bellos con 20 kg de más. Sinceramente, lo dudo. Adorándote como siempre
tu chave.

farala 68 dijo...

y ahora voy y me muero de verguenza porque cuando me comentaste lo de tu gastroenteritis lo primero que se me ocurrió decir fue, "bueno, qué bien, así te has quitado unos kilitos¿no?" hayquejodersecomosoy. la salud es lo primero, hester guapa... (y una conciencia como la tuya lo segundo!!)

dintel dijo...

Ayer, estuve pensando en este tema. Soy incapaz de pasarlo a palabras porque me moví por el mundo de las sensaciones y no llegué a ninguna conclusión, pero es un tema que me preocupa: peor que la genética es la herencia social.

Anónimo dijo...

“Me moví en el mundo de las sensaciones” Yo aplaudo a Dintel (y entiendo por sus sensaciones sentimientos) y aprovecho para halagarla con el aplauso (que es fundamentalmente lo que pretendo, permíteme Hester que aproveche la excusa).

Pero voy al lío….
Yo princesa preciosa discrepo. Discrepo para darle un poco de gracia al asunto, para polemizar un ratito, porque me he levantado cañera y con humor esta mañana, porque me has invitado y (sobre todo) porque sé que en tu “casa” puedo hacerlo porque es como la mía…

Yo leyéndote pensaba “cada uno expresa desde donde es”, cada uno expresa por tanto desde dónde siente, sin embrago hay cuestiones objetivas, como dicen Chavela y Lalelilolú, pero ese es otro asunto (y paso de detenerme ahora, más que nada porque coincido). Tú tienes más kilos que yo, tú y yo tenemos distinta constitución. Tú estás más gorda y yo más delgada que tú. Yo pienso y digo justo eso y digo yo que no por pensar y decir eso yo soy una persona gordofóbica. Pero claro tú hablas desde esa posición, desde ese sentimiento, desde esa experiencia. Yo hablo justamente desde la mía. A mí, como supongo que a muchos (pero solo supongo, no doy por hecho), no me gusta que me engloben en una generalidad así que, por ejemplo, yo no he eliminado de mi mente las palabras homosexual y negro (y te entiendo y ni siquiera debería decir que de hecho soy homosexual y vivo -por temporadas- con una negra) porque pienso que son simplemente eso palabras (y ya lo decía Watzlawick, lo importante no es lo que se dice sino cómo se dice).
Yo no creo, de igual forma, que haya personas que prefieran tener una enfermedad a ser gordas, pero no soy ingenua, sencillamente si las hay tienen un problema porque probablemente sean ellas “ya” las enfermas. El gordo es gordo, el flaco es flaco, el negro es negro, la bollo es bollo, el bajito es bajito (claro que no somos simple, sencilla y solamente eso). Lo verdaderamente clave es no pensar que nadie se deba sentir avergonzado por no encontrar talla (yo no lo pienso, quizá porque hablo desde mi experiencia de siempre encontrar talla) más bien habría que indignarse porque no la haya pero exactamente igual que si no hay otro producto que pretendamos comprar. No voy de ingenua, sencillamente trato de hablar desde donde siento. Hablemos abiertamente desde donde sentimos, responsabilicémonos de lo que sentimos pero no generalicemos. Como tú dices “para cambiar la forma en la que el mundo nos ve, hemos de cambiar primero la manera en que nos vemos a nosotros mismos” y para eso debemos explicar antes cómo nos vemos/sentimos a nosotros mismos.
No presupongamos que el gordo se avergüenza porque entonces le estaremos avergonzando sin quererlo (y no obvio el preocupante e irracional reconocimiento social a la delgadez). Yo curro con una chica obesa (por un problema de tiroides) y no pienso que ella se avergüence. Sí pienso que es una putada que tenga que encajarse en la silla, poco más, fundamentalmente porque ella me trasmite sentirse bien (tanto como yo, supongo que tendrá días como también los tengo yo), independientemente de sus problemas con su novio, de sus problemas para encontrar ropa (los mismos que Bea para encontrar zapatos ¡¡que hagan tallas y números grandes que también se gana dinero porque hay clientela!!) y de sus problemas….
No sé si me explico.

Tadoro!

Myu

Olga_C dijo...

Hester, aparte de suscribir tu propuesta, sobre todo en su aspecto social, quiero felicitarte por tu enorme y pasmosa VALENTÍA al decir: "...la moda, esa secta manipuladora dirigida por gays misóginos".
No faltará quien te acuse de "gayfobia" por ello, así que cuenta conmigo para apoyarte y reunir todas las pruebas necesarias de que eso es absolutamente CIERTO. Si recibes una citación del Tribunal de la Queen-quisición, te ruego que me llames como abogada defensora. :-) Besos. ****

Anónimo dijo...

Aunque haya algunas cosas ciertas en todo lo que dices, Hester, discrepo de algunas cosas, fundamentalmente las que tienen que ver con la moda. Es la "abogada" la que además de meter la pata, se desenmascara como una auténtica ignorante. Como hermana de diseñador de moda (gay) siento que lo único que hacéis es seguir poniendo de manifiesto aquello que creéis defender y, sin embargo, seguís fomentando: el prejuicio, el rechazo indiscriminado a todo lo que consideráis diferente. No será que tenéis miedo?
Anna

dintel dijo...

Se está poniendo interesante el tema. Os leo con interés.

Marcela dijo...

Ayyy, no sé qué me pasa hoy, pero es la tercera vez que escribo este mensaje, y ahora me da pereza escribir de nuevo todo. En resumen, que estoy de acuerdo contigo, hester.

Hester Prynne dijo...

Os agradezco de verdad el tiempo que habéis dedicado a leer mi post y vuestras contribuciones, de las cuales siempre aprendo algo. Esto va por todas salvo por la anónima que escribe después de olga_c: no me molesta que discrepes conmigo o con alguna de mis comentaristas, lo que no es de recibo es que insultes y que nos hagas perder el tiempo escribiendo un comentario que no aporta nada, que no es constructivo en absoluto ya que no das razones para nada de lo que dices. En fin…

A dasista, Chavela y Myu deciros que si os fijáis bien, en mi post escribo que hay que, palabras textuales, “comer bien” y “hacer ejercicio.” Pero esto va tanto para las personas gordas como para las delgadas, muchas de ellas sedentarias cien por cien y de piel flácida. Si llevas una vida sana, no surgen problemas porque estés gorda, os lo aseguro. Los problemas surgen por fumar, por llevar tacones y destrozarte la columna vertebral, por no moverte, por la mala alimentación, por las drogas… cosas que pueden aplicarse a gordos y delgados. Conozco gordas super ágiles (por lo de coger el autobús o agacharse, digo) y delgadas que no pueden con sus huesos. Así que en este sentido, las cosas que repetís (ya que, en otras palabras, creo que las había dicho yo), no creo que tengan que ver solo con personas con sobrepeso.
Y conste que no estoy hablando de un número concreto de kilos como los 10 o los 20 que mencionáis, eso dependerá de cada cual, y por supuesto, la obesidad excesiva y la mórbida son problemas enormes de salud, como la anorexia, ¡obvio! Estoy hablando más de la implicación social de todo esto.
Necesitamos investigaciones médicas y sociológicas que no estén gobernadas por una industria farmacéutica y de productos dietéticos que se enriquece a costa de fomentar la gordofobia y el odio a nosotras mismas. Incluso el IMC (el índice de masa corporal con el que tanta gente se obsesiona) es completamente subjetivo, ya que es imposible que haya uno igual para todo el mundo siendo como somos de distintas razas y constituciones. Hemos de exigir una nueva visión de la gordura que surja del empoderamiento.

Dasista, no estoy de acuerdo con eso de que “cuando adelgazamos aumenta nuestra calidad de vida,” lo siento. Eso no puede ser una norma. Te habrá pasado a ti, a Chavela, y me alegro mucho, pero la gente no es toda igual… te aseguro que mi vida –ya que nos ponemos personales- tiene mucha calidad: me encuentro en forma, me veo guapa, estoy sana (toco madera), mi novia amada me quiere y me ve maravillosa, tengo amigos, me gusta mi trabajo, practico la creatividad… Bueno, vale, me cabría más ropa del H&M y habría gente que de pronto me diría que estoy muy guapa o me considere cool… qué emoción, ya ves.

Myu, gracias por tus observaciones, intentaré no generalizar tanto, ¡tienes razón! Pero, un pequeño apunte, no encontrar tu talla de ropa no es como no encontrar cualquier otro producto (el lavavajillas que nos gusta o la marca de ron que nos encanta), porque la ropa es lo que te pones todos los días y lo primero que muestras al mundo.

Olga_c, gracias por tu apoyo, seguro que lo necesitaré porque seguro que me acusarán de “gayfoba,” jaja… quien no me conozca, está claro.

Un abrazo a todas (farala, bobita, no pasa nada, dintel, Marcela, rosma, besazos) ya dejo de enrollarme que es tarde :)

dintel dijo...

Me gusta este blog porque me siento como en un foro. Quizá sea de las personas que opine poco, pero lo que os puedo asegurar es que soy de las personas que absorve mucho. Y lo que más me gusta de esta absorción son las perspectivas sobre un mismo tema. Me encanta aprender a salir de mí.

(Supongo que la ñoñez de mi comentario se debe a la hora, no se me tenga en cuenta) ;)

Dani Bone dijo...

Joder, muy interesante como siempre, Hester. Está claro que es un tema controvertido, pero mola, ¿que no? :)

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hace mil años que no te leo hester pryme!(se me hace raro llamarte así). Polémico este asunto, sin duda. Desde el mail de Myu me he enganchado y llevo un rato largo de mañana de sábado leyendo el blog y los comentarios.
Hay algo que creo que hay que mencionar, que no necesariamente contradecir, y me voy a poner espesito:
la obesidad es un trastorno de la conducta alimentaria recogido en todos los manuales y se considera trastorno en tanto en cuanto tiene implicaciones desastrosas en los tres niveles de funcionamiento del sujeto; es decir, el físico, el psicológico y el social. Estar enfermo, pues, no sólo implica un malestar orgánico, sino también social y psicológico.
Sigo liándome y añado: Si atribuimos al individuo la dimesión psicológica y la física y dejamos la social para el entorno, los "culpables" de que el trastorno exista son, además del propio sujeto sufriente, los mezquinos agentes externos (presión de la moda, cánones erróneos, abaratamiento de espacios, etc.).
Conclusión: creo que hay un importante porcentaje en la etiología del malestar del obeso que se puede atribuir a la sociedad y que recoges muy bien en el blog. Ahora, no dejemos de atender que lo que puede ser controlable por la persona, habrá de ser atendido con cuidado. Es decir, (1) llevar una vida sana evitando un estado físico cuanto menos molesto, y (2) procurarse la autoestima sin dejar de atender lo intelectual, lo emocional y lo espiritual.
Oh yeah!
Beso enorme
Andrew from Argumosa

Anónimo dijo...

Ya le vale con la parrafada al de argumosa no??? jajajajaja

Es verdad Hester, la ropa no es como un fregaplatos, tienes razón. Hay que indignarse millones de veces más.

Y siiii Abajo la gordofobia!!! (Pero vaya tela con el facebook jajajaja)

Por otro lado, no puedo terminar éste comentario (con el que soy feliz, con mis amigos) sin volver a mencionar a Dintel....hay que ver cómo has ignorado mi halago del principio, con todo lo que he tenido que montar (y escribir) después simplemente para tener una excusa... hay que ver....

Myu

Hester Prynne dijo...

Andrew, me resulta muy interesante todo lo que pones, salvo que dices otra vez lo de la vida sana cuando eso debe aplicarse a gordos y a delgados, ¿por qué se dice siempre cuando se habla de la gente gorda solamente? TODO el mundo debe llevar una vida sana. Mira, por ejemplo, tanta gente que conocemos (mu delgadita y mu fashion) que come a deshoras y mal, fuma como un carretero, se droga y tiene una vida emocional de lo más inestable. Pero los "sermones" sobre la vida sana solo nos los llevamos los gordos, ayayai.
En fin, aparte de eso, estoy totalmente de acuerdo contigo, guapísimo.
Myu, te has equivocado de web, ¡vete a match.es! Jajaja...

Ave dijo...

Hester querida, interesante debate. Yo no estoy de acuerdo en que estar gorda sea "sólo" una característica física: es una característica física que se añade a otro montón de características, algunas de ellas positivas y otras no tanto. Creo que todas las posiciones han quedado más o menos perfiladas, así que no me repetiré.

Lo que sí sé es que en 3 años engordé 21 kilos y no fue mi aspecto lo que me hizo sentir mal, sino la sensación física de cansancio constante, de debilidad generalizada. Poco a poco, gracias a la alimentación y al ejercicio, voy perdiendo peso y con la pérdida de kilos sobreviene un mayor bienestar que, para mí, resulta innegable. Dudo mucho que alguien que tenga un sobrepeso excesivo pueda decir que se siente bien físicamente, igual que dudo mucho que una persona con delgadez extrema pueda decir lo mismo.

En el punto medio, como en todo, está la virtud, pero estoy de acuerdo contigo en tu análisis sobre la problemática social. Por ejemplo, algo de lo que nunca se habla es el aspecto clasista de la cultura del deporte: imaginemos en Madrid, una persona de 30 años, trabajadora, que llega a su casa a las mil. ¿Dónde hace ejercicio? ¿Cómo? ¿Tiene que pagar 60 euros de gimnasio mensuales para poder estar sana? ¿Por qué las autoridades no se preocupan de fomentar el deporte y los hábitos de vida saludables entre la población? ¿Por qué no hay gimnasios públicos? Etc. etc. etc.

bea dijo...

hester, perdona un momento, por alusiones...

"myu, cómo sabes tú que me costó encontrar zapatos? y como se te ocurre ponerlo en este blog"

si es que, esto de los blogs mira que es raro...

sobre lo de la gordofobia, todo es cultural, frases hechas y dichas una y mil veces...un poco lo de siempre vamos...

pero no está demás que alguien lo diga

dintel dijo...

Es que soy muy vergonzosa, Myu. Mi halago y yo nos vamos a dormir. Hoy estoy algo más hinchada, por no decir gorda... y es que los halagos siempre me engrandecen. Gracias Myu.

Sigo el tema con interés. Más que nada, porque creo que todo el mundo tienen razón y está equivocado... Un hecho depende de las perspectivas.

marga dijo...

cuando yo era flaca era gordofóbica

ahora la sufro en carne propia (vaya expresión jajaja)

pero estoy a dieta por cuestiones de salud

muy buen post

salu2

Anastàsia dijo...

Peso 95Kg . Soy gorda , aunque quisiera adelagazar un poco porque tengo problemas de salud : hipertensión ,varices...De todos modos , me gusto tal como soy , y como , le die un dia a mi cuñada , que no para de dar por saco con el tema: el problema de mi gordura lo tienes tú ,no yo .
Me encantó tu post . Seguiré visitandote .

Anónimo dijo...

Me muero de risa!! que no Bea, que no es a ti a quién me refería jajajajaja (aunque aprovecho para saludarte, cuanto tiempo!!). Me refería a otra Bea, a BEA para mí.

Dintel, cómo decirte....
pienso que "menos lobo, caperucita" pero sobre todo pienso que si fueran otros tiempos podría enfermar por el ansia de querer conocerte (que sí, que me conozco). Como son los tiempos que son, me contengo...

Myu

*Mi amor, te quiero a ti, que no se te olvide (pero un poquito loca sigo siendo).

farala 68 dijo...

bueno pues como ex-obesa tengo que decir que la gordofobia existe, como alguien ha dichho po hí la he sufrido en mis propias carnes 8jajaja). Y en mi caso existe de forma internalizada. Cuando era obesa (aunque yo no lo quería ver, fui toda la vida gordita y seguía engordando y engordando y diciendo que era "rellenita" hasta que un médico me enseñó que estaba "plantada" en el centro de la obesidad...) pensaba las mismas cosas que Hester. Incluso pensaba que estaba más sana por comer en exceso que las que se cortaban de comer. Luego, cuando el médico me enseñó esa tabla, me puse a dieta, perdí 20 kilos (lo que que ahora me convierte en alguien con "algo de sobrepeso") y mi vida cambió radicalmente, para mejor, de forma que ahora tengo fobia, si... pero ¡¡a engordar!!

malavida dijo...

No importa si un@ es gord@, flac@, homosexual, heterosexual, negr@ o blanc@ desafortunadamente la discriminación seguirá existiendo siempre en todas sus presentaciones por ignorancia, por apariencia, para ser aceptados o por una larga lista de estúpidos pretextos que sólo los seres humanos somos capaces de crear.
UN@ debe conocerse, aceptarse y quererse. UN@ debe aprender a luchar y defender las cosas y las causas que UN@ cree justas. UN@ debe andar por el mundo sintiéndose orgullos@ y aportando su granito de arena para que esa larga lista de estúpidos pretextos algún día deje de existir.
UN@ opina que no importa si se es gord@ o flac@, de que hay que hacer ejercicio hay que hacerlo porque eso sí que aclara y despeja la mente, ya no importa si el ejercicio es físico o mental, agarra unas pesas o agarra un libro, mejor aún sal a caminar con un libro en la mano veras que bien te sentirás.
Y esto es lo que UN@ opina :) saludos.

Lía dijo...

Interesante post y más interesante los comentarios...aquí va el mío aunque llego un poco tarde. No será que la "obsesión por la belleza" y con eso incluyo los kilos de más, las arrugas, etc, etc. hace que no pensemos en otras cosas realmente más importantes o cuando menos más interesantes. Como ciudadana occidental me veo igual que todas arrastrada por todas estas influencias, no voy a decir yo que nunca me veo gorda, o que jamás se me haya ocurrido hacer dieta, pero sinceramente creo que todo esto es un tinglado para que miremos a otro lado, para nos miremos sólo a nosotras y no a nuestro alrededor.
Hace unos meses encontré este texto en un libro de Simone de Beauvoir y desde entonces no dejo de darle vueltas:
Balzac exhorta al esposo a mantenerla muy atada si quiere evitar el ridículo del deshonor. Tiene que negarle instrucción y cultura, prohibirle todo lo que le permitiría desarrollar su individualidad, imponerle ropa incómoda y empujarla a seguir un régimen de hambre.

dintel dijo...

Myu, un poquito, sí. ;)

Hester Prynne dijo...

Muchas gracias por todos vuestros comentarios.
La verdad es que lo que más he podido observar es que la gente se ha tomado muy personalmente el post, y aunque esto me parece genial -"lo personal es político" que dijo la gran Kate Millet-, había querido plasmar más la problemática social, la actitud social ante la gente gorda, no tanto los kilos que cada una ha ganado o perdido o si es sano o no, etc.
No obstante, es un debate interesante y seguro que da mucho más de sí.
Abrazos y más abrazos.

dasista de lunes dijo...

Sista, yo tb te veo guapa y sana. Además siempre te he visto igual. Pero una cosa te voy a decir, rica, si adelgazases 10kg tb te sentirías mejor como Chave o como yo. Porque tú siempre has estado igual (excepto cuando eras un mico esparrago hace siglos) pero yo no. Y esta vez te hablo desde la voz de la experiencia. Te digo yo que no es lo mismo q corras tú a por un bus o que corra yo. Y esto es OBJETIVO. Eso no quita que lleguemos las dos al mismo tiempo a nuestro destino, vale, pero admite que a mí me resultará más fácil y menos cansado. Y PUNTO.
Y tb aquí reivindico las TALLAS GRANDES DE PIE!!!! Que tenía un 41 y ahora con plantillas rozo el 42 y no es proporcional con mi cuerpo y creo que hay PIESGRANDESFOBIA porque me quedan fatal las chanclas y las faldas y me siento como BIGFOOT.
ñoh!!!!

Eiki Usagi dijo...

Buenos días Hester!

Te comentó por encima mi opinión:

Yo sufro de obesidad (y digo obesidad por ser más que estar gorda), a ver si pongo a dieta para estar sana (que no anémica).

Tan malo es un extremo como el otro , ¿saben los que defienden la delgadez extrema que los/las bulimic@s se destrozan el estomago hasta amenazar seriamente su vida?. Pero claro cuando abultas mucho te miran mal en el autobus/metro y demás medios de transporte.. y si te sientas ya ni te digo.

Tener sobrepeso también es malo, malo para el corazón, para la piel, para las articulaciones, etc...

Mucho me temo que somos incapaces de pasar de las modas,
1.- ¿sabias que si te pasas con los blanqueamientos de dientes aumentas la sensibilidad dental y la posibilidad de caries? por ejemplo.
2.-Que durante un tiempo (en la edad media) las gordas de piel clara eran la medida de lo sexy (para conseguirlo tomaban vinagre y zumo de limón en ayunas para matar globulos blancos, suena sano a que si)
3.- Los corses (se explican ellos sólos)
4.- Tacones de aguja (deforman los pies, atrofian el tendón de aquiles, ..)

Y un largo etcetera (que me enrollo)

Pero bueno al menos hay gente que defiende que pasemos de las apariencias.

Un abrazo guapa!

Anónimo dijo...

ABAJO LA PIESGRADESFOBIA!!! aunque ni idea de quién es Bigfoot...

Dintel: Si ya sabía yo...

Myu, claro.

Rosma dijo...

¡Hola!

Hay otro blog con un nombre muy parecido al del tuyo, que está concursando en otras categorias, para
quienes te leemos y deseamos votarte, tu blog está en la L en el número 30.
Un abrazo

Hester Prynne dijo...

Muchas gracias, rosma. Sí, sé que hay una chica que tiene un blog con mi nombre y me da mucha rabia, porque el mío es más antiguo. Ella dice que cuando creó el suyo no sabía que el mío existía, y me parece muy bien, pero por cortesía debería haberlo cambiado cuando se dio cuenta, ya que fue muy al principio de su trayectoria bloguera... en fin, mil gracias por todo.

manuel dijo...

Me gustó tu blog, pero todavía no decidí a quién votar.. saludos

Hester Prynne dijo...

Gracias, manuel. La verdad es que no sé ni por qué participo, porque no me gusta nada este concurso, ya que es muy elitista, en el sentido de que solo pueden votar personas con un blog inscrito. Al final, no gana un blog porque sea bueno, sino porque ha ido haciendo "campaña electoral" por el resto de los blogs del concurso para ganar. La verdad es que es algo que no me apetece nada hacer. Un saludo.

Lenis y Laly. dijo...

olaaa, gracias x pasrte x nuestro blog besos y mucha fuerza.
http://2futurasmamislesbianas.blogspot.com/

Milagros Sánchez dijo...

Hola Hester!
Te agradecemos la deferencia de dejarnos tu opinión sobre el blog y en cuanto a este debate que nos planteas acerca de la gordofobia, efecticvamente la herencia social pesa mucho más que la biológica, algo que ya en si, es totalmente discriminatorio e injusto.
Esperamos que este inicial encuentro sea paralelo.
Te mandamos besos multicolores!

Aqua dijo...

Hola, me ha gusto mucho leer este post la verdad, a mi me llega directamente por que siempre he sufrido la gordofobia desde muy peque y la verdad ahora cuando veo mis fotos de infancia creo que mi familia era un poco exagerada con el tema, a lo 14 años sufri una transformación me pusieron a regimen, me mandaron al gimnacio y una clinica estetica, me pase unos meses sufriendo lo insufrible y cuando me dejaron como segun esto deberia estar una señorita me dijo mi madre yo ya te he dejado perfecta vamos a ver que haces tú.
En fin he vivido muchos años a regimen y la verdad es que es un sufrimiento, y te sientes fatal cuando comes cosas que sabes que no debes y se pasa muy mal, ahora ya me he liado la manta a la cabeza, soy gordita y me cuido, ahora estoy embarazada de 9 meses y solo he subido 3.5 kilos (lo normal en personas con sobre peso), cuando el medico de familia o la gente se mete conmigo, les digo que lo que yo tengo es como los que fuman, que se sabe que es perjudicial a largo plazo (articulaciones, circulación, etc) pero que no me importa que estoy bien. Creo que me he pasado más de la mitad de mi vida sufiendo por este tema y no estoy dispuesta a seguir tirando mi tiempo y mi vida con este rollo. Hya que llevar una vida sana como bien dices en tu post pero no seguir torturandonos con el tema.
Saludos
Aqua+Lotus=Daniel

Anónimo dijo...

Yeah baby.! Todo esto es cierto, basta ya de burlarse de las gorditas o gorditos. Ademas todos saben que siempre es bueno tener esos saludables kilitos de mas que a las chicas les encanta. xD

Viva Mägo de Oz..!!

Clara dijo...

Hola a tod@s, encontré este blog de casualidad y me ha encantado, apoyo totalmente al autor en su definición de moda( secta manipuladora de gays misóginos) pues es lo que es y la delgadez extrema de sus modelos no es otra cosa que el deseo del gay de eliminar todo rasgo de feminidad tales como curvas y senos grandes y comprobado está pese a quién le pese.En esta situación hay varios culpables en la sociedad, no uno solo.Primero resaltaría los medios de comunicación de masas y su papel de difusor del negocio del cuerpo entre la gente.Segundo las propias personas con su comportamiento y tercero a algunos médicos y miembros de sanidad, que en el ejercicio de un gran cinismo,confunden estética con salud negando que una persona por debajo de su IMC pueda estar menos sana que a la que le sobren unos kilitos.Asi mismo se confunden términos como sobrepeso y obesidad, que no tienen nada que ver y la locura llega hasta el extremo de calificar de gorda a britney spears en una aparición suya cuando la mujer había pasado de muy delgada a persona normal.Hasta que no se acabe con este modelo de sociedad esto seguirá

Amira dijo...

UN DIEZ A ESTA ENTRADA...
fuera la gordofobia, y la fobia a estar gordos.
=)

... Los huesos, son pa perros, no pa los hombres.
Jajajaja. Besitos guapa =)

Anónimo dijo...

Si eres mujer tampoco estar delgada, y creo que especialmente si resultas atractiva, te salva de las criticas y culpabilizaciones porque, vaya, entonces te acostumbraras a que algunas personas te miren con recelo "seguro que esta no se alimenta bien", te controlaran "¿¿que se ha pedido una ensalada y no un plato de fabada??...lo que yo decia!, esta debe de ser una anorexica obsesionada con el peso!!" y mientras se empeñan en que pidas fabada en vez de ensalada "cuanto mejor te vendria a ti una fabada!!" concluyen para sus adentros que eres una anorexica y te culpabilizan "anorexica!...por tu culpa por tu gran culpa...enferma mas que enferma...puag!!".

Es lo que tiene ser mujer. Ni tan siquiera cuando das la tan jodida talla estetica te libras de recelos, rechazos, culpabilizaciones, intentos de fiscalizar tu conducta.

Anónimo dijo...

Yo NUNCA, NUNCA, nunca me he reído de un gordo.

Los gordos me dan ASCO, no risa...

Es evidente que no puedo reírme de algo que me produce nauseas.

Hester Prynne dijo...

En cambio, anónimo, habrá tanta gente que se ría de tus absurdos y cobardes comentarios sin firmar, que no aportan nada y que solo demuestran un grado de fobia únicamente padecido por los ignorantes supremos...

Carlos dijo...

Aporto mi granito de arena.

Para empezar el sobrepeso y la obsesidad no son características tan "fijas" como la orientación sexual o la raza.

En occidente+, el "primer mundo" tenemos un serio problema con la obesidad. El nivel de sobrepeso y obesidad que tenemos como sociedad es equivalente a una epidemia silenciosa, que supone una carga para el sistema sanitario.

El sistema que por un lado nos engorda con la mierda de "comida" que nos venden y luego ademas nos venden los remedios para subsanar los destrozos de dicha comida basura, (que por cierto la inmensa mayoría de esos remedios no valen para nada) comida basura el básicamente el 99% de lo que venden en los supermercados. Un famoso pediatra que me enseño un amigo que ha sido papa, dice que la leches "sinteticas" esas que se les da a los niños en vez de darles de mamar, les predispone a la obesidad.

Sí, la obesidad está relacionada con la falta de salud a nivel científico. En EEUU las personas de 18 años! pesan una media de 7 kilos adicionales que hace 10 años.

Sí vas a paises no pobres, pero que todavía viven como hace 50-100 años donde la industria de alimentación y la forma de vida sedentaria no ha llegado, no hay casi personas con sobrepeso u obesidad, comprobado en primera persona.

No se debe aceptar la obesidad de la que somos testigos como algo normal, y mucho menos celebrarla. Es un serio problema, para la sociedad y para las personas que lo viven.

Yo siempre he estado normal, hasta que me dejé, trabajo sedentario, comidas fuera, etc. cuando me quise dar cuenta, unos 15kg de más, y me puse manos a la obra, dieta (que no regimen, nunca pasé hambre) y ejercicios destinados a potenciar el metabolismo. En unos meses me quite los kilos y me puse en forma, y fue entonces cuando me di cuenta de lo mal que me sentia a nivel anímico, energético, etc.. La gente que me vio despues, se fijo en que tenia mejor color, mayor vitalidad, etc..Así que se lo que es estar gordo.

Estoy de acuerdo en lo que dices de la moda, yo como tio, no me gustan nada las modelos "bicho palo" anorexicas que ponen, pero sinceramente puedo ser amigo de una chica con sobrepeso, obesa, pero nunca podré ser su amante, no me atrae. No será políticamente correcto decirlo, pero no por eso deja de ser verdad, y esto es así para la mayoría de hombres, aunque también hay algunos a los que les gustan las mujeres obesas. A mi me gustan desde delgadas hasta las voluptuosas. Pero los extremos no.

Resumiendo, estar "gordito" por constitución no es un problema, el problema es la obesidad, y que es algo que se esta extendiendo desde hace unos 80 años a un ritmo vertiginoso, ya no sabemos alimentarnos y comemos basura, no es cuestión de adaptar asientos, etc. para obesos, es cuestión de llevar una vida activa, y una alimentación sana de verdad (pd: lo que te venden como sano en la TV es mierda, la comida sana no tiene logotipos, cajas ni embases) PD: Las dietas hipocaloricas ralentizan el metabolismo, cuantas más veces se hacen mayor es el efecto rebote. No es cuestión de reducir drasticamente las calorias, pero bueno no me voy a enrollar.

Pues eso, que está muy bien eso de aceptarse a si mismo, no juzgar a las personas por la portada y tal, pero la obesidad es un problema no un rasgo equiparable a raza, orientación sexual, etc..

Carlos dijo...

Por cierto, embase se escribe envase, jeje que dolor de ojos!!

Hester Prynne dijo...

Hola, Carlos.
Muy bien explicado tu punto de vista, entiendo lo que quieres decir y comparto algunas de tus opiniones...
No obstante, estás viendo el lado capitalista/consumista/de la comida basura de la obesidad y no ves la otra cara de la moneda, que es la de los 60 billones de euros que ingresa la industria de las dietas al año y el sistema médico-farmacéutico-industrial convirtiendo los kilos de más (¿de más, según quién? ¿quién pone los límites de lo que es sano y lo que no y en qué está basado?) en un buen negocio.
También obvias que nuestra concepción de la belleza, de lo que nos atrae y lo que no, está inevitablemente influida por los medios de comunicación, los anuncios de la tele, etc, cosas que también forman parte del sistema capitalista.
Por ahora, nada de esto tiene que ver con la comida que viene sin envase, ¿no crees? Yo soy una gran defensora de este tipo de alimentación, de las cooperativas, de todo eso, y odio la comida basura, pero no soy defensora de la discriminación a la obesidad, ni de creer en esos topicazos que mencionas de que los gordos son todos un puñado de vagos que se pasan el día viendo la tele y comiendo mierda. También hay mucha gente delgada que lo hace. También hay muchos gordos sanos que no provocan gastos de la seguridad social y delgados hechos polvo que se pasan el día en el médico. Lo siento, pero me niego a simplificar.
Y también me provocan mucha resistencia los ejemplos de países en vías de desarrollo que pones, porque ahí tienen otras enfermedades que tienen que ver con su situación, igual que las tenemos aquí por el consumismo exacerbado, no te digo yo que no, pero las visiones románticas de sociedades menos "avanzadas" (lo pongo entre comillas porque lo que creemos avance muchas veces no lo es, lo sé) me provocan rechazo.
Dices que la gordura no es una característica "fija" como la sexualidad o la raza.
¿La sexualidad es fija? Creo que es algo muy dinámico.
¿La raza es fija? Tiene que ver con quién te ve, también. Obama es medio blanco para los negros y negro para los blancos.
Estas "características" tienen que ver con cómo se te ve desde el poder, más que cómo eres tú. Lo mismo pasa con la gordura, por tanto.
Creo que si miramos las opresiones de una forma interseccional (comparándolas) aprenderemos mucho más y comprenderemos muchas más cosas.
Siempre ha habido y siempre habrá gente de distintos pesos (¡viva la variedad!) y me niego a decir que uno es el sano y el correcto y los otros no... me recuerda demasiado a otras discriminaciones.
En fin, hay tanto que decir en este tema... te dejo un artículo, si sabes inglés y te interesa, no lo he encontrado traducido: http://chronicle.com/article/No-Fear-of-Fat/49041/
¡Gracias por tu participación, seguimos hablando!

Anónimo dijo...

¿Dirigida por Gays misóginos?
Está claro que eres tú quien comienza discriminando...

Anónimo dijo...

Buscando la palabra gordofobia encontrè tu blog; y quiero decierte que comparto el 99% de lo que has escrito. Con tu permiso tomo prestado tu escrito para un grupo de gorditos de FB en el que estoy, y poniendo tambièn la dirección de tu blog. Me ha encantado y me gustaría mucho que estuviésemos en contacto. Saludos desde México.
Nikita.
P. D. Para el anónimo de arriba; hay gay que son misóginos y hay gays que no lo son; me parece que la escritora del blog no cometió racismo al decir gay, simplemente apuntó bien, que la mayoría (sino es que todos) los famosos modistas internacionales que marcan las "tendencias" son misóginos.
La misoginia (del griego μισογυνία; 'odio a la mujer') es la aversión u odio a las mujeres, o la tendencia ideológica o psicológica que consiste en despreciar a la mujer como sexo y con ello todo lo considerado como femenino.
¿Acaso no es violencia contra la mujer hacer que entre en una talla de niña cuando hace mucho que dejó la pubertad?