sábado, 23 de octubre de 2010

Sugerencia de disfraz para Halloween

A los hombres se les enseña a disculparse por su debilidad, a las mujeres por su fortaleza (Lois Wyse)
Halloween. Fiesta de origen celta (una de las celebraciones más antiguas del mundo) que marca la línea entre el otoño y el invierno, entre la abundancia y la carencia, entre la vida y la muerte. Desde tiempos remotos este último día de octubre se pensó que los muertos podían volver a la vida. Los inmigrantes la llevaron a Estados Unidos, país que popularizó este evento en el resto del globo.
¿El disfraz más terrorífico que se me ocurre este año? El de MACHISTA DE DERECHAS (¡¡¡aaaaaaaaaaaaah!!!). Ese hombre convencido de que su férrea moral –en el fondo una de las almas que más se tambalean de entre los seres vivos- le llevará al cielo. Un cielo que se imaginan, miembro en mano en la intimidad del baño de su ayuntamiento o de su estudio de televisión, lleno de ministras jovencitas –y guarras, porque les encantan las guarras, porque con solo mencionar ese adjetivo se les pone dura- que demuestran que su trayectoria académica y política en el fondo les importa una mierda, porque ellas han venido a este mundo para hacerles una felación, porque en el fondo lo están deseando, claro que sí.
Apoyados por su partido o por esos espectadores que cuando no ven el canal porno ponen El gato al agua, dan sus opiniones de odiadores de mujeres a diestro y siniestro con el orgullo de quien canta el himno de su patria. Cualquier otro comentario discriminador causaría la censura, la dimisión y el despido, pero contra las mujeres puede decirse cualquier cosa sin que esto tenga consecuencias graves, ya se sabe.
Fervientes defensores de La Familia compuesta por hombre, mujer (que no sea guarra, eso mejor la de otro), niño (que no violen los curas, eso mejor el de otro) y niña (pero niña de verdad, no estas de ahora que lo quieren saber todo), deseantes de un nuevo franquismo pero sin Franco, gomina, el maricones siempre en la boca, de paja y carajillo diario, los moros huelen mal y las negras solo en el burdel, este año ni Drácula, ni la criatura de Frankestein, ni la niña de El Exorcista.
Traje gris con las hombreras llenas de caspa, La Gaceta enrollada bajo el brazo y un trabajo pagado por todos los españoles. Seguro que todo el mundo se pone a gritar.
¡Fuerza, Leire!

10 comentarios:

machonhead dijo...

Madre mía, ¡¡qué miedo!!

farala dijo...

que fuerrrte jajajajaa estás sembrá.

qué miedo dan todos, los tres. terrorífico. De nuevo un post para enmarcar, acido y divertido (jajajajaaaaaaaaaaa "y guarras, porque les encantan las guarras, porque con solo mencionar ese adjetivo se les pone dura")

qué horror de hombres... ¿¿estamos volviendo a las cavernas??

Butterflied dijo...

Si llevase sombrero, me lo quitaría ahora mismo ante ti y ante este post. Olé tú.

encantada dijo...

Qué grande este post, y qué pequeños los cerebros y los corazones de esos machistas homófobos que pueblan nuestro país (y nuestro mundo; ojalá lo rancio se extinguiera en nuestras fronteras) considerándose, encima, hombres de bien.

"Hombres de bin". Qué miedo. Ni a disfrazarme de ellos me atrevería :S

Mestral dijo...

Comparto 100% la opinión de Butterflied.

Bruge dijo...

ay, pero que bien dicho! que a g bien ver que alguien es capaz de sintetizar tan bien lo que much@s pensamos. Y a estos fachosos asquerosos por qué nunca los denuncia nadie? por qué se puede insultar de esa manera a las mujeres y que sea siempre impune?
deseando ver el post que seguro que harás sobre el machista de izquierdas ,que también los hay (aunque sea contradictorio)

Acuarela dijo...

Qué mal rollo me ha entrado con el video de Bertín Osborne... qué asquito que dan. Menos mal que era un programa infantil ¿os habéis dado cuenta de la cara del niño cuando no entiende el chiste sobre el aceite?

Lo peor no es que haya personajes como estos que se dedican a hacer comentarios denigrantes, lo peor es que no se condenen de forma unánime, o muchos se queden callados.

Acuarela dijo...

¡Ah! Y enhorabuena tu/vuestra materniadad :)

Coffeeholic Dreamer dijo...

Andaba yo buscando un disfraz y mira por donde he encontrado el ideal, lo que pasa que a mi ese tipo de personas me da risa y no miedo precisamente.

Se podrían, digo yo, ocupar de cosas más importantes de este país, y no sólo de mirar a las ministras y criticar sus gestiones.

Pero bueno, ya lo dice el dicho: hay días tontos, y tontos todos los días,


Un saludo,

Molón Suave dijo...

Señora mía, ha dado usted en el clavo. Lo que ocurre es que con un disfraz así vamos a ir levantando unas ganas de vomitar enormes y a lo mejor más de uno/una nos vomita encima. A mí, personalmente, es lo que me ocurre cada vez que veo/oigo a estos tipos.