martes, 6 de marzo de 2012

Este momento (epifanía)

Nadie puede retroceder y emprender un nuevo comienzo, pero todo el mundo puede empezar hoy a crear un nuevo final (Maria Robinson).  

Anoche experimenté un momento perfecto –epifánico, una joya, una rareza- y me alegra haber sido consciente de ello en vivo y en directo. 
Ya era de madrugada y dormíamos. Nuestra hija estaba entre nosotras (es una experta en colarse en nuestra cama) enfundada en su pijama de cuerpo entero con los corchetes detrás para facilitar el cambio de pañal. Estaba caliente como solo se calientan los bebés que duermen y olía a aceite de almendra dulce y a leche con cacao. Todo estaba en silencio. 
Nuestra pequeña, ya digo, estaba entre nosotras y con un brazo tocaba a una mamá y con el otro a la otra. Eso le daba paz. Y pensé para mí: este momento. 
Este momento en que las dos somos más jóvenes que viejas, estamos sanas, nos amamos, nos lo pasamos bien juntas, nos satisface nuestra vida personal y profesional, tenemos un nido y estamos rodeadas de gente que nos quiere. 
 Este momento en que nuestra hija cambia de bebé a niña, no tiene preocupaciones, se ríe constantemente, no conoce los prejuicios, nos adora, se siente segura y querida, tiene todavía la vida entera por estrenar y recorrer. 
Magia. Realidad. 
¿Se volverán a dar todos estos factores juntos alguna vez? Sí o no. Pero quiero apreciarlos, agradecerlos y atesorarlos. 
Tengo tanta suerte…

8 comentarios:

farala dijo...

es tan bonito... que te perdono que no lo hayas colgado en viernes!! :P

Hester Prynne dijo...

Jajaja, oye, que no es de esos posts de los viernes a pesar del título, maja, que la foto ni siquiera es mía. Aunque te reconozco que anoche pensé, si pudiera sacarnos una foto sin moverme de aquí la pondría en la sección de This Moment. Nada, tendré que colgar una cámara del techo :)

Purkinje dijo...

Puf... que envidia!! Espero poder llegar un día a eso!! Ahora mismo la economía no nos permite ni pensar en un hijo, para complicarlo, la "flaca" está a 400 km de aquí (al menos trabajando en lo que le gusta) y a mi mi trabajo no me llena...

Pero me alegro muy muy mucho de que tú estés viviendo un momento tan fantástico! Te lo mereces...

Rushiana dijo...

*suspiro* es tan hermoso!! como me alegra leer estas cosas, felicidades por tu familia, hace poco encontré tu blog y me he puesto a leer todas las entradas, escribís muy bien, y coincido en varios puntos con tu forma de pensar. Gracias por publicar estas cosas, me dan ánimos para seguir intentando ^^ besos

Butterflied dijo...

Vale, estoy llorando. Me has emocionado con tus palabras. Creo que es lo que siempre he querido para mí. Enhorabuena y gracias por compartir ese momento con nosotros.

frantic dijo...

Cuánto me gusta leerte, Hester. Hay tanta vida en tus palabras...

Lenteja dijo...

Precioso momento compañera. Qué bueno que ya estés por aquí de nuevo... aquí me quedo ;)
Besos.Lenteja

Ausencia de guerra dijo...

Precioso. Es un momento de la vida de una que hay que guardar como oro en paño... Es una tesela de felicidad.