lunes, 9 de mayo de 2011

Lara Logan, heroína

El sexismo es la base sobre la que se construye toda tiranía. Toda forma social de jerarquía y abuso está modelada en la dominación de los hombres sobre las mujeres (Andrea Dworkin

Lara Logan es una corresponsal surafricana que trabaja para el telediario de la cadena CBS, de EEUU. Esta experimentada periodista lleva cubriendo zonas en guerra desde hace dieciocho años. El pasado febrero, y tras haber sido detenida junto a su equipo por el ejército para después ser puestos en libertad, decidió valientemente seguir trabajando desde la plaza egipcia de Tahrir, centro de la conocida revuelta que acabó con el régimen de Hosni Mubarak.
La multitud –masculina- enloquecida, pronto consiguió apartar a Logan de los tres hombres que la acompañaban (dos compañeros de la CBS y un intérprete). De repente cientos de dedos anónimos empezaron a pellizcarle los pechos, a tocarle la entrepierna, todo… Alguien gritó que era judía e israelí, cosa que no es cierta, aunque da igual, la verdad, y allí ya se pusieron frenéticos. Le arrancaron la ropa y se la pasaron unos a otros. Logan asegura no haber sido consciente de que le estaban golpeando con astas de bandera en la cara porque solo podía sentir cómo decenas de manos la violaban por delante y por detrás, tirando de su cuerpo en todas direcciones y arrancándole el cuero cabelludo. Pensó que si gritaba dejarían de agredirla, pero esto les excitó aún más. Esta tortura duró los veinticinco minutos más eternos que alguien pueda imaginar, hasta que sus compañeros lograron que los militares fueran a rescatarla. Los desgarros internos (por las violaciones vaginales y anales) y externos (por los golpes) que sufrió la reportera os los podéis imaginar. Los del alma, creo que solo si se vive algo así pueden concebirse.
Unas semanas después, Lara Logan decidió contar por televisión la brutal violación en grupo que sufrió, con el fin de acabar con el silencio de muchas mujeres periodistas en el mundo, que son víctimas de todo tipo de ataques sexuales y no los cuentan para que nadie les diga que no deben hacer ese tipo de trabajos.
Porque, cómo no, nada más conocerse lo sucedido al día siguiente de la tragedia de Logan, los medios de comunicación y los infames comentarios que ahora todo el mundo puede hacer gracias a Internet, se plagaron de dudas y otras tribulaciones vergonzosas: ¿es verdad que le ha ocurrido eso? Es que es demasiado guapa… ¿no debería haberse cubierto en lugar de llevar ropa occidental? ¿por qué se arriesgó así, entrando en esa plaza?
Lara Logan siempre ha sido criticada por ser demasiado osada. Mientras que a sus homólogos masculinos se les considera “con un par de huevos”, reporteros de “los de verdad” y todas esas cosas, de ella se dice que siendo mujer, que siendo madre de dos niños, es demasiado atrevida.
Las periodistas, las viajeras, las mujeres en general estamos en deuda con Lara Logan porque ha tenido la valentía de dar la cara y relatar lo que le ha sucedido, lo cual la convierte en una reportera más fuerte, no más débil.
En cuanto a las revueltas árabes, más de la misma mierda patriarcal que no es solo patrimonio de oriente, por supuesto, sino que nos apesta también por estos lares. Las mujeres de Túnez, de Egipto, han demostrado su compromiso con la revolución. Sin embargo, ¿alguna vez no han estado al pie del cañón? Ni que su participación fuera una novedad: las iraníes lucharon contra el sah y contribuyeron a que Jomeini obtuviera el poder, las argelinas lucharon por la descolonización… de nada sirvió, de nada servirá cuando se lucha al lado de animales (¡pobres animales!) como los que violaron a Lara Logan.
Energúmenos que piensan (un 80% de los hombres egipcios, según las encuestas) que un marido debe dar una paliza a su mujer si esta habla con otro hombre. Egipto, donde el 85% de las mujeres han experimentado la horrenda práctica de la ablación, donde los ataques con ácido y los asesinatos de honor son pan de cada día… El Cairo, ciudad donde es típico que los hombres manoseen a las mujeres por la calle… Es lamentable que los tipos decentes que haya por ahí tengan que entrar en el mismo saco que estos violadores y asesinos de mujeres, pero eso no es culpa de nadie más que de los segundos.
Luchar mano a mano con estos hombres es inútil. Las revueltas acaecidas en Oriente Medio son meros parches. El único cambio verdadero llegará cuando se ponga término a la brutalidad infligida a tantas mujeres y niñas en todo el mundo, empezando por el tráfico sexual y pasando por todo tipo de vejaciones. La tragedia de Lara Logan es una prueba (si es que a estas alturas necesitamos una prueba) de que estas cosas no solo les suceden a las mujeres sin recursos o sin formación.
Por cierto que, aunque el ejército fue el que sacó a Lara Logan de la Plaza de Tahrir, el fin de su martirio empezó cuando de pronto unos ojos escondidos tras un nicab y unos brazos enfundados en un hiyab abrazaron su cuerpo desnudo, tan solo algunos jirones de ropa aún sobre su piel, y un grupo de mujeres la rodeó, haciendo barrera contra los violadores. Fueron las egipcias acampadas allí las que la salvaron.
Esta imagen muestra a Lara Logan momentos antes de ser atacada. Es una foto muy importante porque detrás aparecen algunos de sus violadores. Nadie ha sido detenido ni perseguido por este crimen brutal. Es más, la mayoría de los medios de comunicación que han mostrado esta imagen lo han hecho tapando sus rostros. ¿Por qué? Ponedla en todas partes, que todo el mundo les conozca.

12 comentarios:

Ave dijo...

"Energúmenos que piensan (un 80% de los hombres egipcios, según las encuestas) que un marido debe dar una paliza a su mujer si esta habla con otro hombre."

No sé a qué encuestas hace referencia este comentario, pero las encuestas realizadas para el informe sobre desarrollo humano en el mundo árabe bajo patrocinio de NNUU que se publica anualmente y que en 2005 estuvo dedicado íntegramente a la situación de las mujeres árabes arrojan unos resultados diametralmente opuestos, con una inmensa mayoría de encuestados (más del 90 por ciento en casi todos los países) en contra del empleo de cualquier forma de violencia (física o psciológica) contra las mujeres.

Ave dijo...

(a lo que voy es que que no sé si la terrorífica y realmente extrema experiencia de esta reportera debe tomarse como punto de partida para un análisis pormenorizado de los problemas a los que deben enfrentarse las mujeres árabes en general, porque al menos por la realidad que yo conozco y los cambios que se están produciendo en los últimos años ni lo que le pasó puede considerarse como algo "normal" ni es, desde luego, algo habitual). Creo que hay que ser extremadamente puntillosos a la hora de enlazar hechos y causas para poder atacar las raíces de los problemas con garantías de éxito.

un beso

maslama dijo...

totalmente de acuerdo con Ave. Lo que ocurrió con Lara Logan es terrible, pero ni mucho menos lo habitual en todo el mundo islámico, tremendamente amplio y diverso. Por poner un ejemplo, en Marruecos Mohamed VI ha reformado completamente el estatus social de la mujer, que ya no depende legalmente de ningún varón para viajar, disponer de sus hijos, montar un negocio, etc. indudablemente aún les queda mucho camino, pero también a nosotros en España (y no están tan lejos los tiempos en que, p.e. para viajar, la mujer española tenía que contar con la aprobación del marido o algún otro varón de la familia). Y precisamente ahora algunos países islámicos viven un proceso realmente esperanzador, encabezados por Túnez.

maslama dijo...

y me gustaría añadir algo: en lo EE.UU. los medios de comunicación llevan ya bastante tiempo esforzándose en demonizar el mundo islámico, evidentemente para justificar sus intervenciones y obtener el apoyo de la opinión pública. Una vez más, lo que le ha ocurrido a esta reportera es horroroso e injustifcable desde ningún punto de vista, pero tampoco está bien utilizar la desgracia y el delito como armas arrojadizas para oscuros fines políticos. Que si algunos musulmanes son maltratadores y violadores, las tropas estadounidenses destacadas en los países árabes (especialmente tropas mercenarias como fueron las Blackwater) también violan, torturan y matan a placer, y eso no lo retrasnmiten en la CBS

Hester Prynne dijo...

Ave: no he querido hacer "un análisis pormenorizado de los problemas a los que deben enfrentarse las mujeres árabes", seguro que tú tendrías mucho que decir al respecto y yo no tanto, simplemente he puesto el terrible suceso (muy frecuente tanto en los países árabes como en los occidentales) de Lara Logan como ejemplo de que una lucha de las mujeres de la mano de los hombres no me parece viable ni en la Plaza de Tahrir ni en la de la Villa, en Madrid. Vamos, que en ninguna parte del mundo.
Maslama: yo también creo que el mundo árabe es amplio y diverso. Incluso el islámico, aunque aborrezco esa religión, lo mismo que aborrezco la católica, porque para mí todos los cultos son sectas del patriarcado.
Claro que en España también nos queda mucho camino, por favor, ¿pero de verdad crees que soy tan racista y paternalista como para pensar que somos mejores?
Ahora, eso sí, Mohamed VI no me lo pongas como ejemplo de nada bueno, porque es un dictador, por dios...
En cuanto a eso que dices de que los medios de comunicación de EEUU demonizan el mundo islámico, lo comparto. También, en general, los medios de los países árabes demonizan a EEUU. Creo que en eso van empate. Pero vamos, que yo no defiendo a ninguno de los dos frente al otro.
Supongo que no te referirás a que yo he utilizado lo sucedido a la reportera como "armas arrojadizas para oscuros fines políticos", te referirás a que lo hacen algunos estadounidenses... es que como me lo dices a mí... porque los crímenes de los soldados americanos no los retransmitirá la CBS, como tú dices, pero en La Letra Escarlata yo escribo y condeno el sexismo, venga de donde venga.

maslama dijo...

no, no por favor, no vayas a pensar que me refiero a tí porque no es así, era sólo una reflexión compartida mientras estaba viendo el vídeo de la CBS que has enlazado

maslama dijo...

y hoy que no sé por qué me siento charlatana, quisiera comentar también algo sobre Mohamed VI (sobre la manipulación de los medios de comunicación, por ambas partes, estoy de acuerdo, al parecer es parte del juego político.. me refería a la estadounidense sólo porque era la que estaba viendo en ese momento):

sospecho (no estoy segura, abierta a aceptar otras opiniones) que hay que reconocer y alentar las mejoras para la gente, vengan de donde vengan, lo que no necesariamente está reñido con el deseo de cambio político. Me parece que la palabra clave es «negociación», todo lo que haga falta (y toda la paciencia), hasta llegar a un punto aceptable para todos. Estoy pensando ahora en nuestra transición.. si unos hubieran dicho «con rojos no se negocia», y los otros se hubieran encerrado «eliminar a todos los fascistas de mierda», ¿qué hubiera sido de nuestro pobre país?

Ave dijo...

Gracias por tu respuesta, guapa :-) De hecho creo que uno de los puntos más interesantes de tu comentario es otro bien distinto, como es el doble rasero o la discriminación abierta que experimentan muchas mujeres en la profesión, no tanto la cuestión del mundo árabe en sí. Ahí sí creo que el caso de Logan tiene mucho que enseñarnos porque evidentemente esto no le habría ocurrido a un hombre, punto.

En cuanto a lo árabe... Pfff... tú bien conoces mi postura en estos asuntos, y ni de lejos se me pasa por la cabeza pensar que tu argumento tiene nada de paternalista, porque no es así. Pero lo cierto es que el video de 60 minutes sí me ha dejado un no-sé-qué raro, una sensación muy extraña de "vale, los comentarios no son abiertamente racistas, pero huelen a racismo". No sé si a ti te ha pasado lo mismo. Es ese "aire Aladdin" que uniformiza todo y se olvida de que tan árabes son algunos de los animales de la plaza Tahrir como yo qué sé quién decirte, Mira Awwad por poner un ejemplo conocidillo. Quiero decir que no sé si tratándose de otra parte del mundo la cosa se habría comentado igual (sospecho que no, pero esto es una sospecha mía). Y creo que es con eso con lo que hay que ser cuidadosos porque no es sólo lo que se cuenta, sino el cómo. No me ha gustado nada la "animalización de lo árabe" que se desprende de la entrevista, porque no es cierto. Me gusta el ejemplo que pone Maslama sobre los mercenarios de Blackwater, que violan y torturan sin que ningún medio occidental se atreva a lanzar semejantes juicios morales sobre TODO occidente por las acciones de esos desaprensivos. Pero no estoy muy de acuerdo sobre el papel de MVI, que ha hecho lo que ha hecho porque no le quedaba más remedio. Creo que lo interesante es que todos los cambios legislativos que han llegado en los últimos años (las reformas tímidas pero reales en Marruecos o la reforma legislativa jordana en materia de "crímenes de honor") han llegado porque hay asociaciones y mujeres (y hombres, me parece importante resaltarlo) muy pero que muy comprometidos dentro del propio mundo árabe con la causa de la igualdad.

Huy, qué largo. Perdón y besos.

mafalda dijo...

leí tu post hace un par de días y no puedo quitarme de la cabeza un vídeo que vi hace un montón de años en el programa "Vídeos de primera": una pareja estaba en una ciudad árabe (no se sabe cual, sólo se les reconoce por la forma de vestir) y ella posa para la foto delante de un montón de hombres. Los hombres se acercan a ella y empiezan a tocarla desde detrás todos a la vez, lo que a mi me pareció lo más vejatorio que había visto en mi vida (posiblemente yo tenía 12 o 13 años). Lo que realmente me dejó alucinada fue que eso se considerase tan gracioso como para enviarlo a ese programa. Yo no le vi la gracia por ningún lado y me cuesta entender que haya gente que se la viera. No puedo imaginar lo que habrá pasado esta mujer, independientemente de si son todos así o solo unos "muchos"

Anónimo dijo...

Me temo que esperaremos en vano no ya la persecución y el castigo de estos terribles hechos, ni siquiera un leve atisbo de la mas minima investigación, lo excepcional del caso no quita un ápice de gravedad, és lo único contundente que podemos decir para poder definir algo así : ANIMALES.
Saludos.

PATSY SCOTT dijo...

Hester, yo suscribo tus palabras. Tampoco lo hago extensivo a todo el mundo árabe, ¡faltaría más! y me alegra que muchos estén luchando por cambiar las cosas que la religión había institucionalizado(en su caso la musulmana - pero me da igual, todas TODAS someten a las mujeres). Pero todas sabemos que aunque las leyes vayan cambiando, la mentalidad machista se resiste y cambiará con mayor lentitud. Lo cual implica que se sigan dando casos espantosos como este.
A mí este caso además de espantarme me mosqueó bastante, porque los medios (y eso que se trataba de una periodista, sector muy corporativista) después de contar el caso, just dropped it. Como si hubiera habido algo turbio detrás (algo turbio siempre suele referirse a que ella provocó - ella iba vestida de occidental - etc.etc.), o peor aún, como si fuera algo previsible en una situación de revueltas como estas.Como las violaciones en tiempos de guerra, vamos.
Por cierto, después de ver el vídeo me quedé planchada.
Por levantar un poco los ánimos, anoche leí Bordados de Marjanne Satrapi (que todavía no había leído)y me ha dejado con una sonrisa de oreja a oreja.
Besos.

Javier dijo...

Nada como son arabes se les perdona todo.
Que a una mujer la violen 200 tipos en medio de la calle solo puede pasar en el mundo arabe.
Pero claro con el progresismo y el multiculturalismo es lo que tiene
ponemos paños calientes y sacamos escusas.
Los medios de comunicacion españoles han tapado esta noticia.
La señora Naiara Galarraga
en EL PAIS lo minimiza y le parece hasta "normal".
http://blogs.elpais.com/mujeres/2011/02/cuando-la-agredida-es-una-de-las-nuestras.html
ESto le paso a otra mujer que se le ocurrio ir a un partido de futbol en Egipto.

http://www.youtube.com/watch?v=9nLJJHt-L6k
Pero nada aqui a protestar por no poder decir "miembra" y a tapar lo de los musulmanes.