jueves, 13 de enero de 2011

Educando a mi hija


La educación es demasiado importante para dejársela solo a los educadores (Francis Keppel, educador estadounidense)
 
Procuro no obsesionarme con la educación que estoy proporcionando a mi pequeña, es decir, que las cosas que intento inculcarle nunca se conviertan en una obligación para ella. 

Una de ellas es el bilingüismo, pues en casa mi mujer le habla en español y yo en inglés. Puesto que vivimos en Madrid, el idioma mayoritario es el castellano, pero compensaremos esto llevándola a playgroups (lugares de juego para niños y niñas de habla inglesa), viéndonos más con nuestros amigos extranjeros con hijos, comprándole cuentos en inglés, viendo los dvds en este idioma y de otras formas que hemos ido investigando. Éste ha sido un proyecto en el que he puesto toda mi energía desde que mi bebé era tan solo una idea, leyendo acerca de ello, estudiando estrategias y hablando con otros padres y madres que lo han hecho y que me han animado mucho. Para mí, hablar inglés ha sido el regalo de mi vida, pues no solo me ha abierto puertas laboralmente, que casi es lo de menos, sino que gracias a ello he podido acceder a otro mundo de personas, libros, webs, películas, música, ciudades… conocer más de una lengua, sean estas cuales sean, es un don. Por eso he querido que mi hija tuviera la misma fortuna.
Eso sí, como decía al principio, no deseo que se convierta en una obligación para ella. Jamás le diré: ¡Habla en inglés! Simplemente me dirigiré a ella en ese idioma como lo más natural del mundo. Para quien le interese este tema, a mí me han ayudado mucho un blog llamado Spanglish Baby y un libro titulado Raising a Bilingual Child, por Barbara Zurer Pearson, que según tengo entendido está siendo traducido al español en estos momentos.

La segunda cosa que quiero transmitir a mi niña es sensibilidad. Quiero que nunca se avergüence de mostrar sus sentimientos, que sea asertiva y compasiva, que sea cariñosa y cercana, que sea capaz de ponerse en el lugar de los demás, que su individualismo no necesite fortalecerse ignorando o despreciando a los demás sino mediante la creatividad y el cuidado. Por eso en casa le damos muchos besos y nos los damos nosotras, no paramos de decirle te quiero, I love you, me encanta estar contigo, I love spending time with you! Nos abrazamos, decimos lo que nos alegra y lo que nos duele, jugamos y nos reímos.
Otra de las experiencias educativas en las que pongo todo mi corazón es en que ame la lectura, porque así tendrá siempre una casa cuando esté fuera de casa. En nuestro piso tenemos una enorme biblioteca y aunque nuestra brujita escarlata tenga tres meses nada más, ya hemos preparado su zona, con una estantería a su medida (regalo de Farala, por cierto) y un banquito. Por ahora le leemos nosotras los libros (¡le encanta, qué gritos de felicidad pega!). En un futuro espero que ella misma pase largos ratos ahí. De nuevo, nunca me oiréis decirle: ¡Lee! Aunque supongo que en un hogar donde este acto se ve constantemente y en el que nos divertimos tanto haciéndolo y hablando de libros, resultará para ella algo de lo más natural.
¡El tiempo dirá!
El rincón de lectura de la brujita escarlata
Las ilustraciones de este post son obra de Mary Engelbreit

17 comentarios:

Lilly dijo...

Cuando era pequeña, recuerdo que casi acababa de empezar la guardería, mi madre compraba y veía conmigo películas de Disney en inglés. Empecé a estudiar el idioma como si fuera un juego con 5 años. Y debo decir que el deseo de mis padres de que aprendiera idiomas me ha servido muchísimo en mi vida. Ahora estudio para ser traductora.
Y respecto a lo demás, estoy segura que vuestra hija, tan solo tomándoos como ejemplo, llegara a ser una gran persona.
¡Saludos para las tres!

farala dijo...

me parecen muy bien tus (vuestros) proyectos... yo te voy a dejar el ling a un decálogo que atesoro y cuido y tengo muy presente en la educación de mi hija. es simplemente de lo mejor que he encontrado en estos años de lecturas educativas. Me inspira tanto!!:


http://blogs.ya.com/letraescarlata/200411.htm

(oops, pero si es tuyo! jajajaja)

oyee y qué bonita la biblioteca, ¡es total! (y qué bien va con el banquito...

Keka y Pity dijo...

Qué bonito su rincón de lectura, es una monada! Los niños aprenden mucho por imitación así que no dudo de que será una sensible brujita bilingue y lectora, vamos un sol. Besos

Anónimo dijo...

Hester, te leo desde el principio de los tiempos. Vos sos para mí un referente y un modelo a seguir tanto de conducta como de inspiración para la educación de mi futura bebita.

¿¿¿Por qué vos no os animás y escribís ya una novela??? Sería algo fabuloso.

Abrazos desde el otro lado del mundo!!!

Carmela

Hormiga dijo...

Quiero que cuando tu hija sea adolescente vaya a mi instituto!

Por cierto, a modo de curiosidad: educación pública? privada? Lo tenéis claro? Lo digo porque en secundaria pública solo está despegando...

Hormiga dijo...

El bilingüismo, digo!

Graciela Hernández Morales dijo...

He sentido mucho amor mientras os leía. Lo que quiero decir es que me da la sensación de que, más allá de que tu hija hable o no hable ingles, disfrute o no disfrute leyendo, sabrá que sus madres la quieren. Un beso y enhorabuena por el blog.

Caminos del Espejo dijo...

Mi pareja y yo leemos este blog asiduamente, pero no hemos escrito comentarios anteriormente.

Sólo quería plasmar mi opinión diciendo que estoy absolutamente de acuerdo con las ideas que deseas transmitirle a tu hija, me parece que la sensibilidad, el amor hacia la lectura y otras cosas que mencionas, son elementos imprescindibles para la integridad de una persona.

Un saludo

estimulación temprana dijo...

es importante estimular a lo niños desde pequeños con la lectura, sobretodo en estos días tan tecnologios. felicitaciones

PULGACROFT dijo...

Me encanta vuestro proyecto educativo!!!
;)

Hester Prynne dijo...

Gracias a todas por vuestros comentarios.
Hormiga, siempre he sido una firme defensora de la educación pública, pero si en Madrid el PP y a nivel nacional el Gobierno, siguen reduciendo el dinero destinado a ella, voy a tener que cambiar de opinión.
Abrazos a todas.

Hormiga dijo...

Ayyy no me toques el temita que me enciendoooo!!!!

Penélope dijo...

Cómo me alegro de que estés casada y con una niña! Si algún día coincidimos le diré a tu niña (si es más mayor) que tiene una mamá maravillosa con la que tuve la suerte de coincidir en la universidad, y que las conversaciones con ella eran un regalo. Siento no haberlo aprovechado más, supongo que por aquel entonces mi mente estaba más a otras cosas. Pero ahora tengo la posibilidad de leer tu blog, y continuar sintiéndome inspirada con tus palabras y recomendaciones literarias. Un beso muy muy gordo para ti y tus dos soles.

PATSY SCOTT dijo...

Me encanta ese reading corner!!! y me encanta todo lo que escribes Hester. Sois unas madres estupendas y Eyre ya lo sabe - por eso sonríe tanto y le gusta que le leas (y que le cantes).
A ver si cuando haga menos frío os dáis un paseíto hasta aquí. El aguacate sigue vivito y esperando.
Beso.

Caracola Mágica dijo...

Hola, Hester:
Sé que este no es el lugar indicado, ni esta la ocasión (después de algo tan hermoso y esperanzador como el post sobre educar a tu hija) pero me gustaría sugerirte que hablaras acerca de la violencia que está habiendo en México, específicamente contra las mujeres.
En la lucha contra el narco (que ya es de por sí un absurdo) se ha recrudecido la violencia contra las mujeres y el feminicidio siempre queda impune. Casos como el de Marisela Escobedo, activista que luchaba porque hicieran justicia a su hija asesinada por un macho, y que murió asesinada también delante del propio palacio de gobierno; o el de Érika Gándara, la última policía que fue secuestrada, su casa quemada y aun no aparece.
Ojalá puedas escribir sobre eso y que mujeres y personas de otros países puedan saber qué está pasando acá.
Saludos y de verdad espero que disfrutes de ser madre, de la paz y la tranquilidad que da el estado de derecho.

Caracola Mágica dijo...

http://www.elpais.com/articulo/portada/gratitud/Erika/Gandara/elpepusoceps/20110123elpepspor_13/Tes

Hester Prynne dijo...

Gracias, Caracola Mágica, por tus palabras. Tienes toda la razón, ya he hablado de Ciudad Juárez antes pero hace mucho tiempo y esto requiere mucha letra escarlata. No dudes que oirás de mí pronto a este respecto. Abrazos.