miércoles, 18 de agosto de 2010

Una buena decisión (rectificar es de sabias)

Esquimal: Si no supiera quién es Dios ni lo que es el pecado, ¿iría al infierno?
Cura: No, no iría si ese fuera el caso.

Esquimal: Entonces, ¿por qué me lo ha contado?

(Annie Dillard)

¿Quién no conoce a Anne Rice? El sonado comienzo de su saga vampírica, Entrevista con el vampiro, se convirtió en best-seller a mediados de los años noventa gracias a la película basada en dicho libro y de cuyo guión ella también fue la autora. No obstante, la novela es de 1973.
Interesada en los vampiros y en la brujería desde niña, siempre estuvo muy orgullosa de su ateísmo hasta que, en 1998 y para sorpresa de todo el mundo, se convirtió al cristianismo y declaró en la revista Newsweek que a partir de ahora “solo escribiré sobre Jesús, nuestro señor”. Además, añadió, si alguien le dijera que no fuese tonta, que se va a arruinar, ella respondería que “sería una tonta para toda la eternidad por haberle dado la espalda a mi Señor”. Rice llegó incluso a escribir una autobiografía acerca de su redención espiritual.
No obstante, a finales de julio de este año, Rice ha decidido abandonar el cristianismo y estas son las razones que ha esgrimido para la revista The Advocate:
Para quien le importe, y comprendo perfectamente que hay a quien no, dejo de ser cristiana. Estoy fuera. En nombre de Cristo, me niego a ser antigay. Me niego a ser antifeminista. Me niego a ser anti-métodos anticonceptivos. Me niego a ser antidemócrata. Me niego a ser antihumanista laica. Me niego a ser anticiencia. Me niego a ser antivida. En el nombre de Cristo, dejo el cristianismo y de ser cristiana. Encuentro sencillamente imposible “formar parte” de este infame grupo pendenciero, hostil y belicoso. Lo he intentado durante diez años. No he sido capaz. Soy una intrusa allí. Mi conciencia no me lo permite.
¡Bienvenida al club, Anne!¿Y tú? ¿Has apostatado ya?

9 comentarios:

farala dijo...

sigo pensando que es incompatible ser una persona inteligente y culta y pertenenecer a una secta como la de la iglesia catolica

kali dijo...

Sospecho cierto tufillo comercial en todo esto. Que cuando se metió hace 10 años ya sabía lo que era la iglesia católica (porque se volvió católica romana, no cristiana así en general). Y hace 10 años su hijo gay era tan despreciado y ninguneado como ahora, las mujeres igual de arriconcadas, etc etc. Vamos, que nadie la engañó cuando entró, así que me lo expliquen.

dintel dijo...

Qué tesón, diez años intentándolo

kali dijo...

arriconcadas!!??? quería decir arrinconadas. ¿qué estaría yo pensando?

Lena de mar dijo...

jajajaja, kali, qué lapsus!! yo estoy en ello, me refiero a lo de apostatar... mañana voy a pedir mi certificado de bautismo en la parroquia. El día 10 de septiembre hay una apostasía colectiva convocada.

quiero salir de esta secta yaaaaaaaaa!!

P.D.: más le hubiera valido a la rice no meterse nunca, no??

Anna Coll dijo...

No entiendo ese cambio de opinion

LA DESGRACIÁ dijo...

Me da que yo soy un poco rarita, porque ... colecciono rosarios y estampitas de santos. Pero apostato contra la institución eclesiástica, claaaaaaaro que sí.

bss

Claude dijo...

Pues yo sí entiendo a Anne Rice y no creo que esté fingiendo nada. La religión puede ser muy atrayente y chica, el catolicismo, quieras que no, luce en rato.
Fuera frivolidades (no sé si podré), comprendo perfectamente que quisiera ser católica, que quisiera pertenecer a una religión, rezar a Dios, seguir unos rituales... E igual igual comprendo que haya decidido que no, que ya no es católica, que haya cambiado de opinión.
Me parece más fácil de comprender que toda esa gente que te dice que cree en Dios pero no en el de la Iglesia. Ojo, claro que se puede creer así, pero hay mucha gente, que aunque dice no seguir dogmas de la Iglesia, pues luego los ves con un batiburrillo de creencias importante y volviéndose locos para combinar esto con aquello...
Muy complicado.
El caso... Yo, con 12 o 13 años estaba emperrada en tener fe. Me preguntaba si la tenía o no y terminé diciéndome "pues si dudo, es que no la tengo". Intenté, ya que estudiaba en un colegio de monjas, ganar esa fe, que yo imaginaba como un cosquilleo en la barriga que te indicaba que Dios estaba contigo y con que cuando rezabas sentías una respuesta. Me coincidió ese intento de ganar fe con mi ¡¡ayayayay, que soy lesbiana!! y escogí el lesbianismo, chica. Ya se sabe, como estaba (está) tan de moda, con la tele y todo eso...
Parece que no puedo dejar a un lado las frivolidades. Yo creo que eso también ayudo a que aparcara mi carrera a la santidad.

Leticia Mtz dijo...

Yo como Farala, pero voy más allá, pienso que alguien inteligente no tiene religión