domingo, 2 de agosto de 2009

Guardándome el verano para más tarde

Los poetas han mantenido un misterioso silencio en lo que respecta al queso (G. K. Chesterton)

Verano, época de fruta y verdura colorista y jugosa, naturaleza sabia que nos proporciona frescor para contrarrestar el aumento de las temperaturas: melocotones, sandía, melón, albaricoques, cerezas… En esta estación podemos encontrarnos una gran variedad y, puesto que su producción es elevada, a un precio asequible. Si además tienes la oportunidad de recolectarla con tus propias manos de un lugar que no emplee productos químicos, mejor que mejor.

Yo he tenido la suerte, pues he estado con mi bruja en su pueblo y su padre nos ha dejado echar mano de su huerto. Hemos cogido cosas como esta berenjena

y unas acelguitas deliciosas con las que he hecho un revuelto improvisando ingredientes sobre la marcha. He puesto a freir unas patatas cortadas en dados (con aceite de oliva virgen extra, sin excederse), he añadido cebolla (también arrancada de la tierra con estas manitas) y luego las acelgas, que previamente había cocido un poquito. Finalmente, he echado garbanzos en conserva (siempre los lavo antes para quitarles el líquido con el que vienen envasados) y he salpimentado todo esto. Lo he servido acompañado de un huevo frito con una gotita de aceite a la trufa blanca sobre la yema, y un gazpacho. No me digáis que no resulta apetecible:



Por cierto, que el gazpacho lo ha hecho mi bruja con estos lindos tomates que cogimos en el huerto de su padre.

En verano, los tomates están mejor que nunca, por eso dan ganas de guardar estos ejemplares ecológicos para esos duros inviernos de tomates que no saben a nada… ¡Eso es posible! Por ejemplo, haciendo una mermelada de tomate.

La mermelada de tomate es una combinación entre el dulzor de la mermelada y el sabor especial del tomate, y al hacerla recordamos por qué éste es una fruta. No obstante, en mi opinión no combina tan bien con una tostada con mantequilla, como le ocurre a las otras mermeladas de frutas. Lo mejor es tomarla con una tostada de queso de burgos, con requesón o en un canapé de queso curado… Su sabor agridulce también casa bien con las carnes.

Os dejo aquí mi receta de mermelada de tomate:

Ingredientes

-1 kg. de tomates maduros

-750 g. de azúcar

-Zumo de un limón

-Palos de canela

Pasos

1) Pon agua a hervir y cuando esté en ebullición echa los tomates. Déjalos un minuto, sácalos y lávalos con agua fría. Ahora están listos para que los peles fácilmente.

2) En un bol grande, deposita la pulpa de los tomates y mézclala con el azúcar y el zumo de limón hasta formar algo parecido a una mermelada. Deja reposar esta mezcla en la nevera un buen rato (lo ideal sería de un día para otro, pero con un par de horas basta).

3) Coloca la mezcla en una cazuela y cuece lentamente removiendo a menudo con una cuchara de madera. El tiempo de cocción es aproximadamente una hora.

4) Prepara unos tarros para guardar la mermelada en ellos. Lo ideal es que vayas guardando los tarros de cristal de la comida en conserva que consumas. Antes de verter la mermelada en ellos, esterilízalos hirviéndolos sin las tapas durante media hora. La mermelada ha de estar templada antes de echarla para que los botes no estallen. Pon un palo de canela en cada tarro. Limpia bien los bordes antes de cerrarlos para que las tapas sellen bien. Una vez llenos, ciérralos en caliente.

Conserva la mermelada en un sitio fresco, seco y oscuro.

¿Estáis disfrutando del verano? ¡Espero que sí!

12 comentarios:

Candela Cano dijo...

Una maravilla tener acceso a los frutos de la tierra. Todo sabe más rico (¿y los huevos? mmmmm).

Anónimo dijo...

Doy fé de que la mermelada de tomate está de mueeerrrrte!!! Besitos a las 2. Mentxu.

dintel dijo...

Sí, la mermelada, muy bien, sí, muy bien... pero... ¿qué son esas cajitas como las que se usan para los tornillos, clavos y demases, perfectamente etiquetadas que veo detrás de los botes de conserva? ¿No serán especias, verdad?
Se me ha ocurrido ampliar la foto y lo son... ¿Cómo es que no las tenéis en lugares herméticos para que no pierdan aroma?

Hester Prynne dijo...

Hija, dintel, si es que estás en todo... don't worry, que solo hay lo suficiente para que me duren unos días, por lo que no pierden el aroma, además las tapo. Tengo un armario lleno de botes de especias herméticamente cerrados y las voy rellenando.
Candela, los huevos lamentablemente no son de un gallinero propio, pero sí de gallinas criadas en libertad.

Qi dijo...

Que buena pinta tiene todo! No hay nada como llevar las verduras de la huerta directas a la cocina, y si son ecológicos mucho mejor. Que paseis un buen verano

Candela Cano dijo...

Hester, como si hubieses hecho magia, esta mañana se ha presentado en casa una compañera mía con una caja de tomates, berenjenas, pimientos y calabazas de su huerto. ¡Y una docena de huevos de sus gallinas! Me faltan las acelgas para preparar el plato tan rico que hiciste. De momento haré un gazpachito, que el de tu bruja se mete por los ojos.

Un beso

Hester Prynne dijo...

¡Qué bien, Candela! Vaya casualidad... Ya me contarás cómo te ha quedado tu gazpachito. UN BESO

arcoiris dijo...

Que casualidades, yo ayer me pase toda la mañana embotando tomates y pensaba que era la única.
Ahora veo que somos muchas las que disfrutamos de los productos de la huerta

PATSY SCOTT dijo...

Voy a probar la mermelada de tomate.
Lo que has hecho es embotellar el verano. Me has recordado al maravilloso Dandelion Wine de Ray Bradbury.
Sigue disfrutando del verano!! Un beso.

farala dijo...

me encanta eso que te ha dicho patsy de que has embotellado el verano: efectivamente, te lo "preservas" para más adelante...

espero que esteis disfrutándolo vosotras tambien, a pesar de los pesares y del mucho trabajo...

os llamo!!

Lila dijo...

Hola Hester, que bolg tan amable! Es un gusto leerlo desde Buenos Aires.

El mes pasado hice mermelada de tomates comprados en una quinta que me nutre de riquísimos productos sin conservantes.

Hace tiempo que te leo , la evocación de tan gratas sensaciones me tentaron a escribirte.

Un beso

sonia dijo...

vaya pinta espectacular que tienen esas verduritas!