lunes, 22 de marzo de 2010

Aquí la Ciencia

A las personas les encanta maravillarse. Esa es la semilla de la ciencia (Ralph Waldo Emerson).

Si Marie Curie, Rosalind Franklin, Hipatia, Ada Lovelace o Sophie Germain, por poner unos cuantos ejemplos de sabias que han cambiado el mundo, anduviesen tomando algo por el madrileño barrio de Malasaña (yo me niego a llamarlo Triball, como se empeña nuestro alcalde, en alusión a la asociación de comerciantes que lo está convirtiendo en una zona pija y elitista), seguro que se pasaban por la pequeña y encantadora librería especializada de la calle Acuerdo 10.
Aquí la Ciencia es el sueño hecho realidad de Gara y Laura, y se nota que hay mucho cariño y mucho cuidado entre las estanterías repletas de libros de astronomía, astrofísica, biología, filosofía de la ciencia, física, química, matemáticas… de divulgación o técnicos, para mentes crecidas o para niños y adolescentes, perlas difíciles de encontrar o clásicos… y ya se sabe que todo lo que se hace con cariño y con cuidado es especial y sale a pedir de boca.
Siempre he pensado que el futuro está en las librerías especializadas, sobre todo ahora que hay tantas grandes superficies generalistas. Quienes tengan la suerte de vivir o pasear por Malasaña se encontrarán con varias de ellas: la Clandestina, de literatura hispanoamericana, Tres Rosas Amarillas, de relato, J&Js Books and Coffee, de libros en inglés de segunda mano… por tanto, la librería Aquí la Ciencia me parece todo un acierto y un lugar necesario que ya ha conseguido visitantes asiduos y por donde no debéis dejar de pasar. Yo soy de letras puras purísimas, pero el otro día me pasé un buen rato hojeando un montón de volúmenes interesantísimos y acabé comprándole un atlas de los animales del mundo a una de mis sobrinas.
Además de vender libros, Aquí La Ciencia organiza un club de lectura mensual al cual todo el mundo está invitado, un club de jóvenes científicos para acercar estas disciplinas a los más pequeños y, por supuesto, no faltan las presentaciones de libros con sus autores correspondientes.
En La Letra Escarlata me gusta apoyar a quienes hacen algo distinto y que mejora el mundo, y más si las emprendedoras en cuestión son mujeres valientes, dispuestas a arriesgar todo lo que tienen en sus bolsillos por algo tan bonito como una librería independiente.
No dudéis en acercaros a Aquí la Ciencia, sus libreras siempre tienen tiempo para charlar con los lectores (porque os tratarán como lectores, no como clientes, y eso es básicamente lo que diferencia a una buena librería de una gran superficie) que merodean por entre sus estanterías. ¡Enhorabuena y suerte, amigas!

6 comentarios:

farala dijo...

sin duda iré son vecinas y suscribo todo lo que dices Triball ¿eso que e lo que e??? la primera vez que lo oigo, pero ya estoy temblando... '¡¡es mi barrio!!!!!

ANABEL dijo...

Enhorabuena a las libreras y a quien tenga la oportunidad de disfrutarlas.
Un saludo

PATSY SCOTT dijo...

Celebro el retorno de las pequeñas librerías especializadas. Y la valentía de quien abre una en estos tiempos. Me daré una vuelta.
¿Triballll???

Hester Prynne dijo...

Aquí os dejo un blog anti-Triball para las que estáis interesadas en el tema: http://antitriball.wordpress.com/

Anónimo dijo...

Un gusto veros...
y ya, paso a la carga: como diría mi criaturita (y has podido comprobar, ¡miscelánea!)(!!!!)TRIBALLCACA ¿comprar un modelito suuper fashion en un local que hace tres días era un prostibulo... ¡que transgresor! ay! que emocionante aqui mismo prostituían mujeres, fíjate si aún huele a desinfectante´, aun está la misma barra donde apoyaron los codos explotadas y exprotadores. Desalojar vecindario de toda la vida (personas octogenerias y renta antigua, of course) para instalar empresas de modernuquistecnologicos ou yeha, por ejemplo! de hoy para mañana...... ¡el nuevo Shojo londinense en el centro de madrid bueno
Ves, si por eso soy silenciosa, porque si me enciendo....¡ME QUEMO!
mil besos, mil.
Stoncita

dintel dijo...

Apuntada queda para mi próxima visita.