viernes, 29 de mayo de 2009

Lesbomatrimonio civil

El matrimonio es el triunfo de la esperanza sobre la experiencia (Samuel Johnson)

Primer round en el registro civil, con el fin de conseguir el permiso para contraer matrimonio civil. Os lo cuento para que la que lo tenga que hacer vaya un poco más orientada que nosotras. Claro está, mi enfrentamiento con la burocracia española ha tenido lugar en Madrid. Desconozco si en otras provincias es más fácil o simplemente distinto. Quienes sepáis los procedimientos del lesbomatrimonio en otros lugares tenéis la sección de comentarios de este post para ilustrarnos, ¡muchas gracias!

El caso es que en Madrid hay un registro civil único en la calle Pradillo 66. Habéis oído bien, un único registro para los tres millones y medio de habitantes de esta caótica ciudad. Claro, una piensa que al haber un solo registro, éste tendrá mucho personal y atenderán a muchísima gente al día pero no es así, qué va. SOLO RECOGEN LA DOCUMENTACIÓN DE DIECIOCHO PERSONAS AL DÍA en lo referente a matrimonios, de las miles que se presentan para entregarla cada jornada. El jaleo que había montado en la planta quinta, la dedicada a estos menesteres, era tremendo. Había quien lloraba porque se le iban a caducar los documentos, otros gritaban a los funcionarios, estos también gritaban a su vez a los ciudadanos… madre mía.

Cuando nos han atendido a mi bruja y a mí –horas después- nos han dicho que o bien nos daban cita para septiembre, o bien teníamos que llegar de madrugada para coger número y que nos pudiese tocar ese día cuando abriesen la atención al público, a las nueve de la mañana. Tercermundista, vamos.

Hemos optado por hacer esto último, ya os contaré qué tal es hacer cola delante de un feo edificio de ladrillos a eso de las cinco de la mañana.

Con respecto a la documentación que necesitáis el día que por fin consigáis que os atiendan, es esta:

-Declaración jurada de soltería de las dos contrayentes (te la dan en ventanilla, la rellenas y la firmas).

-Original y fotocopia del DNI.

-Certificado literal de nacimiento, que se puede pedir online aquí (ojo, hay de dos tipos, en extracto o literal, pedid el literal).

-Empadronamientos de los dos últimos años, que se piden en la junta de distrito.

Muy importante: el día que entreguéis todo esto, debéis ir obligatoriamente con un testigo mayor de edad. Y, claro está, tenéis que ir las dos.

Si alguna de las dos está divorciada tiene que llevar el certificado literal del matrimonio anterior con la anotación marginal de divorcio, y si es viuda el certificado literal del matrimonio anterior, así como el certificado literal de defunción del cónyuge fallecido. Si alguna de las dos es extranjera, necesitáis sacaros el certificado de capacidad matrimonial o el de soltería de vuestro país de origen (lo mismo que el de divorcio o el de viudedad si es vuestro caso). Si está en otro idioma, necesita traducción jurada. Para más información al respecto, podéis acudir al Ministerio de Asuntos Exteriores.

Creo que no me dejo nada, pero como digo, quien sepa más cositas o ya haya pasado por este horrible trámite, tiene abiertos los comentarios.

Ya os contaré cómo va la cosa, deseadnos suerte.

Eso sí, en Madrid tenemos unos túneles es-tu-pen-dos.

¿Os imagináis a Ellen DeGeneres y a Portia de Rossi haciendo cola en Pradillo?

lunes, 25 de mayo de 2009

Sexo (lésbico) en Nueva York

Ya es hora (Cynthia Nixon)

La verdad es que la serie Sexo en Nueva York, que acabó hace ya tiempo aunque pretendan martirizarnos unos años más con películas de mala calidad, no es santo de mi devoción. Sí, reconozco haber visto bastantes capítulos en esos ratos perezosos delante de la tele y sí, reconozco haberme reído e incluso haber disfrutado con varios de ellos, pero el sentimiento general que me producen las cuatro pijas de ese idealizado Manhattan es de indignación.

Pese a que nunca se había hecho una serie de televisión en la que las mujeres hablasen tan abiertamente de sexo ni en la que se mostrase un punto de vista tan poco normativo en muchos aspectos (la amistad entre mujeres, el no deseo de tener hijos, la soltería a los trentaitantos), estos aspectos positivos quedan casi invisibilizados por otros mensajes que se transmiten a lo largo de las seis temporadas.

En mi opinión, el personaje más insoportable es Carrie, la protagonista (Sarah Jessica Parker). Superficial hasta la médula, cada vez que se deprime se compra unos zapatos de trescientos dólares como poco. Vamos, por favor, ¿pero de dónde saca el dinero, si escribe una columna de nada en un periódico? En fin, totalmente irreal. Este consumismo de alto standing es, sin duda, lo que más me enerva de la serie. Después hay otras cosas, como lo obsesionadas que están todas en el fondo por conseguir pareja (aunque intenten reivindicar la soltería al mismo tiempo) y que de lo único que hablan entre ellas es de hombres, son el centro de sus vidas.

Me parece muy bien (incluso necesario) que exista una serie como Sexo en Nueva York que retrate a las mujeres mayores de treinta años de forma más compleja de lo habitual, pero calificarla de feminista, como hace mucha gente, es ir demasiado lejos. Algunas de sus actitudes pueden llegar a serlo (por ejemplo, la lucha de Miranda por compatibilizar maternidad y trabajo, la resistencia de Samantha a que sus relaciones sexuales sean juzgadas de distinto modo que las de los hombres o el hecho de que Charlotte sea la única de las cuatro que quiera una familia tradicional) pero muchas otras, como las que he mencionado, la convierten en una serie nacida de la absurdez que lo invade todo en los tiempos que corren.

Creo que sí que hay series que merecen el honorable calificativo de feministas, como por ejemplo, Las chicas Gilmore, que también –por desgracia- concluyó hace un par de años y a la que solo veo un defecto importante, esto es, su falta de personajes abiertamente LGTBQ. Decir que tengo debilidad por Lorelai, Rory y el resto de maravillosos personajes que habitan el ficcional pueblo de Stars Hollow es quedarme corta. Si no habéis visto Las chicas Gilmore, os aconsejo que lo hagáis desde la primera temporada hasta la séptima y última. Creo que me reservo analizarla para otros posts dedicados exclusivamente a ello, porque tengo muchas cosas que decir al respecto de esta serie, sobre todo en las relaciones femeninas que propone y en el modelo de maternidad que muestra.

Bueno, y todo este post viene simplemente a que quería contaros un cotilleo bollo de esos que a veces me da por escribir, sobre todo porque la visibilidad me pone de buen humor, especialmente cuando proviene de mujeres activistas la mar de interesantes.

El caso es que el 17 de mayo se celebró en Nueva York el Broadway Impact Marriage Equality Rally, una manifestación a favor de la legalización del matrimonio LGTBQ en ese estado. Entre el famoseo estaba la actriz Cynthia Nixon, que hace de la abogada Miranda Hobbes en Sexo en Nueva York (de ahí que empezase el post enrollándome acerca de esta serie, cuando tan solo quería hacer una pequeña introducción). Cynthia Nixon, de la cual ya hablé en mi post sobre bollomadres ilustres, anunció su intención de casarse con su novia, Christine Marinoni, activista de la educación, en cuanto la ley se lo permitiese. Ante tanto armario y tanto miedo de ser encasilladas o discriminadas, resulta refrescante encontrar a una mujer que da la cara por ella y por todas.

Nixon ya demostró su valentía cuando se convirtió en activista contra el cáncer de mama, enfermedad que ella misma sufrió, así como cuando se enfrentó a los grupos religiosos por apoyar la planificación familiar.

No sé a vosotras, pero a mí me encantaría ver otra serie menos heterocéntrica que Sexo en Nueva York en la que las protagonistas fueran, por ejemplo, Cynthia Nixon y Leisha Hailey, que hace el papel de Alice Pieszecki en The L Word y que es una de las pocas actrices de esta serie que está fuera del armario en la vida real. Mmmmmm, sería genial.

Cynthia, Christine y los niños.

Beth Ditto

Dentro de cada persona delgada hay una persona gorda pidiendo que le hagan más sitio (Evelyn Waugh)

¿Que por qué adoro a Beth Ditto, cantante del grupo queercore The Gossip? Si esta foto no te parece suficiente…

Pero es que además de su belleza, de su valentía y de su corte de mangas al canon estético, Ditto es una activista bollo de los derechos LGTBQ y una cantante fabulosa.

Lo que me atrae de una mujer no es lo gorda o delgada que esté sino cierta energía, cierto poder que desprende cuando va por el mundo sin complejos. Y es que ir con la cabeza bien alta es el mejor consejo de estilo que se le puede dar a alguien.

¡OLE, GUAPA!

Serial bollo... sin horario (y vuelta de Bebe)

¿Hay algo más triste que un trabajo sin terminar? Sí, un trabajo sin empezar (Christina Rossetti)

Creo que necesito no tener la obligación del serial bollo, eso de publicarla todos los miércoles me estaba agobiando bastante. Como dice mi bruja, siempre me estoy complicando la vida y constantemente añado nuevos compromisos a mi ya de por sí apretada agenda.

Me gustaría escribir más de lo que escribo, pero A las ocho donde siempre no es una de mis ambiciones literarias, sino algo para divertirme e intentar divertiros. No lo abandono, pero publicaré los nuevos capítulos de vez en cuando, en esos afortunados ratos ociosos en los que pueda ponerme con el serial.

Estoy desbordada de trabajo porque esto de ser bollomadre –o de intentarlo, por ahora- es muy caro. Además, tengo una boda que planear y ganas de escribir otras ficciones. Por tanto, no sé si alguien se preguntaba dónde estaba el serial, pero si es así, disculpad este cambio. Como digo, no lo abandono, simplemente lo espacio en el tiempo (prometo poner resúmenes de lo acontecido en capítulos anteriores cada vez que publique uno nuevo).

Y ya que estoy, una buena noticia, al menos para las que seáis admiradoras de Bebe como yo. La cantante extremeña por fin vuelve con nuevo disco tras ese pedazo de obra de arte de 2004, Pafuera Telarañas. Creo que será este verano cuando se ponga a la venta el último CD. Mientras tanto, en su web, en su blog y en su canal de vídeos podéis degustar alguna que otra muestra de lo que está por venir. ¡Seguro que no nos decepciona!

Feliz semana a todo el mundo.

lunes, 18 de mayo de 2009

Noche

La soledad otorga belleza a la vida. Le da un toque especial a las puestas de sol y hace que el aire de la noche huela mejor (Henry Rollins)

Esta es una de esas noches en las que me toca ser la centinela de mi teclado. En estos últimos tiempos son muchas más de las que me gustaría, pues mi bruja y yo estamos trabajando y trabajando y trabajando para poder pagar los costes de la bollomaternidad. Y hablando de mi bruja, he intentado despertarla para que viese conmigo los fuegos artificiales que han culminado las fiestas de San Isidro, pero no se ha dejado engatusar. Pobrecita, que mañana madruga mucho.

Así que yo sola me he apoyado en la barandilla de mi balcón y los he mirado mientras me tomaba un café. Qué bonitos. Después he leído el periódico online y me he enterado de que ha muerto Benedetti. Qué tristeza. 

Pero gracias a la red de redes, la negrura de la noche no me afecta tanto cuando estoy trabajando.

Internet es un bálsamo para las insomnes empedernidas que pasan mucho tiempo en soledad, día y noche, como es mi caso. Su condición de “en vivo y en directo” me trae consuelos absurdos pero que a mí me hacen esbozar una pequeña sonrisa.

Por ejemplo, esta madrugada Farala me ha dejado un comentario en mi post anterior y Suigeneris ha actualizado uno de sus blogs. Y yo, boba de mí, me las he imaginado en sus casas, cerca de ventanas desde las que se ve una negrura similar a la de la mía, y me he sentido acompañada. Tres blogueras compartiendo el no sueño vía adsl. ¡Hola, chicas!

Más consuelo si cabe en esta época oscura en la que se mueren los poetas.

MARIO BENEDETTI HA MUERTO


  NO TE SALVES 
. 
No te quedes inmóvil al borde del camino 
no congeles el júbilo 
no quieras con desgana 
no te salves ahora 
ni nunca. 
. 
No te salves 
no te llenes de calma 
no reserves del mundo 
sólo un rincón tranquilo 
no dejes caer lo párpados 
pesados como juicios 
no te quedes sin labios 
no te duermas sin sueño 
no te pienses sin sangre 
no te juzgues sin tiempo. 
. 
Pero si 
pese a todo 
no puedes evitarlo 
y congelas el jubilo 
y quieres con desgana 
y te salvas ahora 
y te llenas de calma 
y reservas del mundo 
sólo un rincón tranquilo 
y dejas caer los párpados 
pesados como juicios 
y te secas sin labios 
y te duermes sin sueño 
y te piensas sin sangre 
y te juzgas sin tiempo 
y te quedas inmóvil 
al borde del camino 
y te salvas 
entonces 
no te quedes conmigo

domingo, 17 de mayo de 2009

Día Internacional contra la Homofobia, la Lesbofobia, la Bifobia y la Transfobia

La homofobia es como el racismo, el antisemitismo y otras formas de intolerancia que buscan deshumanizar a un colectivo, negar su condición de personas, su dignidad y sus derechos humanos (Coretta Scott King)

Hoy, 17 de mayo, es el Día Internacional contra la Homofobia, la Lesbofobia, la Bifobia y la Transfobia, cuyas siglas, IDAHO, corresponden a International Day Against Homophobia. El motivo de que esta fecha haya sido la elegida para una necesaria concienciación es que en este mismo día del año 1990, la ONU eliminó la homosexualidad de su lista de enfermedades (ya era hora, tardaron demasiado).

La palabra fobia viene de Fobos, pánico en griego antiguo. Fobos, hijo de Ares y Afrodita, era la personificación del terror (su equivalente romano era Timor, de ahí la palabra temor). Las fobias son transtornos emocionales caracterizados por miedos intensos y desproporcionados. En el caso de la homofobia, es la aversión irracional contra personas homosexuales. Es pues, un transtorno psicológico.

Como dato lingüístico –a una le sale la vena filóloga, perdonadme- el adjetivo correspondiente es homofóbico, por ejemplo, una ley homofóbica, y el sustantivo es homófobo, por ejemplo, un homófobo ha sido designado alcalde de Moscú.

Lamentablemente, la homofobia no es un término estrictamente psiquiátrico, pues cada dos días una persona es asesinada por ser homosexual y, según Amnistía Internacional, 70 países aún persiguen al colectivo LGTBQ –lesbianas, gays, transexuales, bisexuales y queer- y en 8 se nos condena a muerte.

Hay gente que considera que no es homofóbica por el hecho de no apoyar, por ejemplo, que las personas LGTBQ tengan el mismo derecho a casarse por lo civil (el matrimonio religioso es otra cuestión). Para ello sostienen que su opinión se engloba dentro de la libertad de expresión. No obstante, el matrimonio civil es una institución social como otra cualquiera a la que deben poder acceder todos los ciudadanos. Se trata de un vínculo conyugal entre dos personas que tiene por finalidad construir una familia. Está reconocido por medio de disposiciones jurídicas y conlleva una serie de obligaciones y derechos fijados por la ley. Así, mediante el matrimonio se adquieren efectos jurídicos como por ejemplo el parentesco o los derechos sucesorales. Puesto que debe ser indiscutible que todas las personas tengan los mismos derechos sin distinción de raza, credo o sexualidad, la negación del reconocimiento del matrimonio al colectivo LGTBQ es una forma de homofobia.

El sexismo y la homofobia tienen mucha relación, pues este tipo de fobia está muy vinculada a la sociedad patriarcal. También hay estudios psiquiátricos y psicológicos que afirman que esta aversión se debe a sentimientos homosexuales reprimidos.

Este día es imprescindible en nuestro calendario de jornadas de concienciación porque, como ya he dicho antes, en 70 países la homosexualidad sigue siendo un delito. En países como  la India, ciertas zonas de África, así como en otros países como NicaraguaGuyana, MalasiaPapúa Nueva Guinea, algunas repúblicas de Asia central y en un gran número de países islámicos (Oriente Próximo y Medio, norte de África) se va a la cárcel y tiene pena de muerte en Arabia Saudí, Emiratos Árabes UnidosIránMauritania, algunos estados del norte de NigeriaSomaliaSudán y Yemen. En Afganistán, la sodomía puede ser castigada con la lapidación. Por otra parte, en países donde la homofobia está muy extendida, hay muchos asesinatos a personas LGTBQ. Los países donde más asesinatos se producen son, por este orden, Brasil, México y EEUU. Además, la Organización Internacional del Trabajo presentó un informe en 2007 que señalaba que las personas LGTBQ suelen ser discriminadas en el entorno laboral a causa de su sexualidad, sufriendo violencia verbal, psicológica y física.

Podría seguir hablando de la homofobia en el mundo, pero este post sería demasiado extenso. Creo que queda medianamente clara la necesidad del 17 de mayo con lo que he contado en el párrafo anterior.

En cuanto a España, afortunadamente tenemos igualdad de derecho, pero aún no la hemos alcanzado de hecho. Con esto quiero decir que aunque la ley esté de nuestra parte, mucha gente sigue siendo homofóbica y nos sigue intentando amargar la vida. Esto se debe a una derecha muy conservadora y a que, pese a ser un estado aconfesional, se le sigue dando voz política a la iglesia católica, en lugar de relegarla al ámbito privado como debe hacerse con todos los cultos religiosos.

Dicho esto, me gustaría quedarme con la iniciativa que se está promoviendo en Londres y en otras partes del mundo desde hoy, llamada A Day In Hand y que consiste en que las parejas del mismo sexo vayan de la mano por las calles con el fin de dejar de tener miedo a mostrar sus afectos y para luchar contra la homofobia y promover la visibilidad. ¡Claro que sí!


sábado, 16 de mayo de 2009

Della


Enumerarle a una mujer todo lo que no debe hacer es revelarle todo lo que puede hacer (proverbio)
Dell, la multinacional estadounidense que fabrica y vende ordenadores, ha decidido que la mejor forma de llegar a las mujeres es el paternalismo.
Su nueva campaña de marketing se basa en su último producto "para ellas", Della (¿qué pasa, que sus otros ordenadores, que se llaman Dell, son solo para hombres? ¿o van a sacar Dello? ¿sacará Apple el Maco y la Maca?), un portátil “super mono”, según la web, “en el que puedes hacer algo más que ver tu correo electrónico”. Claro, “puedes buscar recetas online” y también “contar calorías, carbohidratos y proteínas con facilidad, ver vídeos de gimnasia en Internet y planear con mapas tus rutas de footing.”
Vamos, que Dell cree que lo único que le interesa a las mujeres son las cosas monas y vigilar su línea. Por cierto, que también muestran un vídeo con instrucciones sobre cómo comprar ropa online.
A juzgar por lo colorido de los portátiles Della, solo a las mujeres nos interesa el aspecto exterior de nuestros ordenadores. Claro, eso es lo importante para nosotras, ¿verdad? Y a los tíos, ¿qué más les da de qué color sean? No tienen tiempo para esas tonterías.
Por otra parte, las únicas características que explica la web de Della es que el portátil en cuestión es pequeño, pesa poco y tiene ocho horas de batería. Claro, los detalles técnicos del aparato en cuestión cómo nos van a importar si no los entendemos. Además, son tan amables que nos revelan unos sencillos trucos informáticos, porque ya se sabe que nosotras no tenemos ni idea de manejarnos en estos ámbitos. Entre estos trucos tenemos las “siete inesperadas maneras en que un ordenador portátil puede cambiar tu vida”.
En fin, que la cosa es un “vamos a anunciar una máquina del siglo XXI como si estuviéramos en los años cincuenta”.
Yo no sé vosotras, pero a mí me tiene harta esto de que anuncien tecnología “para mujeres” como si fuéramos idiotas y lo único que nos interesase es lo mono que es tal o cual ordenador y lo mucho que me pega con el último vestido que me he comprado. Que no somos gilipollas, señores... Ay, si Ada Lovelace levantara la cabeza...

viernes, 15 de mayo de 2009

No tengo tiempo para la operación bikini

El modo en que pasamos los días es, evidentemente, el modo en que vivimos la vida (Annie Dillard)

Y yo te digo, a la mierda. Si no te gusta no mires. Yo no quiero tu mundo, no quiero tus reglas ni mucho menos tus restricciones. La calle también es mía. Y el amor y las risas y los bailes y los vestidos y la sensualidad y los abrazos y los paseos y los contoneos. Las dudas, las inseguridades y las dietas-milagro, en cambio, para ti si las quieres. Que la vida es muy corta y ya es primavera.

NO POSTPONGAS LA VIDA HASTA QUE ESTÉS DELGADA. NO DEJES PARA MAÑANA LO QUE PUEDAS HACER HOY SIENDO GORDA (que es todo... vale, menos pasarte la ropa con Jennifer Aniston, pero de todas formas es un poco horterilla) .

Inspiraciones:

miércoles, 13 de mayo de 2009

A LAS OCHO DONDE SIEMPRE, serial bollo (3)

Anteriormente, en A las ocho donde siempre...

CAPÍTULO TRES: LA FUGITIVA

I

Virginia no sabía si se había despertado de repente o es que nunca se había llegado a dormir.

Mediados de mayo. Aún refrescaba por las noches. Se puso una sudadera y se dirigió a la terraza caminando de puntillas al pasar por el sofá del salón, donde dormía –y roncaba- la fugitiva Clara. ¡Fugitiva! Sonaba a película americana, pero se trataba de la vida real, de esa extraña mujer a la que la policía buscaba por todas partes.

Encendió un cigarrillo y se apoyó en la barandilla. En la calle no se escuchaba un solo ruido y la ventana de la habitación de Inés y Carlota, que vivían en frente con su hijita Tian Fu, estaba completamente oscura. Se planteó la posibilidad de lanzarles algún objeto pequeño para despertarlas, pero decidió esperar al día siguiente. ¿Cómo se tomarían todas que estuviese ayudando a Clara? De vuelta a Madrid tras el accidentado fin de semana en Navas de la Princesa, la estuvieron llamando de todo menos bonita. En aquellos momentos habían estado completamente convencidas de que Clara era la asesina de su propia madre y de que había huido en mitad de la noche dejándolas solas en ese oscuro caserón llamado Villa Woolf, con una anciana muerta en una habitación del piso superior. Para colmo, las ocho fueron interrogadas por la Guardia Civil durante horas. Desde luego, no habían conseguido pasar el fin de semana relajado que se habían propuesto.

Desde luego, se dijo Virginia de nuevo, esto parece una película americana…

El caso es que ahora creía a Clara, que le aseguró una y otra vez que no había asesinado a su madre. Según ella, había subido a darle la medicina que siempre le hacía tomar antes de acostarse cuando descubrió que alguien le había clavado una puñalada mortal en el corazón. Huyó de allí porque estaba convencida de que iban a acusarla.

--Lo siento, Virginia, siento el lío en que os metí, pero seguí mi instinto. En el pueblo a nadie le gusta que Villa Woolf sea una casa rural para lesbianas, están furiosos conmigo y todos me habrían acusado sin dudarlo. Acuérdate del caso de la niña que apareció asesinada en un descampado. Todo el mundo acusó a la novia de la madre y luego resultó que había sido un violador inglés. Pura homofobia.

            Algo en su tono de voz convenció a Virginia. Jacobo y ella decidieron ocultarla en su piso hasta el día siguiente, en que consultaría con Carlota, que era abogada, para ver lo que podían hacer. Por supuesto, ello sería después de quedar con Marga López de Ediciones Leta para hablar de su novela. Sintió un retortijón en el estómago.

            No, si cuando digo que esto parece una película americana, pero si tiene escritora y todo, pensó Virginia. Apagó el cigarrillo contra la tierra de una maceta y volvió a entrar sigilosamente.

II

Asunto: ¿A las ocho donde siempre?

De: Virginia Gutiérrez [vguti@diseñoweb.es]

Chicas, necesito hablar con vosotras, ¿nos vemos hoy en el Alqamaru?

Besos.

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Lola Sánchez [lolitalola@gmail.com]

Uy, qué misterio. ¡Me apunto!

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Olga Rabal [olgara1977@hotmail.com]

Cuenta con Karen y conmigo. Besos.

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Olatz Arriaga [olatz.arriaga@colectivolgtbq.es]

Nos vemos allí.

(Me muero de sueño)

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Inés Márquez [imarquez@gmail.com]

Quien llegue antes que pida cañas para todas.

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Virginia Gutiérrez [vguti@diseñoweb.es]

¿Viene Carlota, Inés? Necesito hacerle una consulta.

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Inés Márquez [imarquez@gmail.com]

No hay problema, podemos dejar a Tian Fu con la abuela J

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Virginia Gutiérrez [vguti@diseñoweb.es]

¿Alguien sabe algo de Susi? No ha respondido L

***

Asunto: Re: ¿A las ocho donde siempre?

De: Susana Montalbán [susana.montalban@uam.es]

Perdón, estaba dando clase.

Os veo a las 20:00 en Alqamaru, besitos a todas.

***

Asunto: SOS, morsa en casa

De: Jacobo Lorenzo [soytremenda@yahoo.es]

Esta mañana casi me muero del susto, no sabes el aspecto que tiene al levantarse… ¿cuánto tiempo vamos a tener a esta loca en casa? Mira que como nos descuartice en mitad de la noche…

***

Asunto: Re: SOS, morsa en casa

De: Virginia Gutiérrez [vguti@diseñoweb.es]

No seas malo.

Te aguantas que yo llevo años soportando a tus ligues a la hora del desayuno. Que aún no has aprendido a largarles después del polvo como hago yo…

Te dejo que he quedado con la editora (cruza los dedos).

III

            El Alqamaru estaba lleno, pero tarde o temprano siempre conseguían que quedase libre la mesa del fondo y entonces la conquistaban como si se tratase de una isla y ya no se marchaban de allí hasta que habían destripado todos los asuntos del día. En aquel momento Virginia les contaba la oferta que había recibido de Ediciones Leta mientras todas degustaban una bandeja de tostas a la que les había invitado para celebrarlo.

--¿Has firmado ya algún contrato con ellos? –quiso saber Carlota.

--No, el lunes que viene –Virginia miraba a Susi para comprobar si la noticia de que iban a publicar su novela le había impresionado. Esta sonreía mientras daba vueltas a una cucharilla dentro de su café. Parecía contenta por ella.

--¿Es de eso de lo que querías hablar conmigo? –le preguntó la abogada.

--No… -con la emoción, casi se olvida de Clara, que llevaba todo el día sin salir de su casa.- Veréis, chicas, tengo algo que contaros… Pero no os pongáis a gritar, que os conozco…

IV

            Clara apagó el televisor con el mando a distancia y se levantó del sofá cuando escuchó cómo una llave se introducía en la puerta de la entrada.

--Soy yo –dijo Virginia a modo de saludo, asomando la cabeza. Cuando entró, Clara comprobó con sorpresa que iba seguida de Susi, Olatz, Olga, Karen, Inés, Carlota y Lola.

            Se temió lo peor, pero todas le saludaron cortésmente.

--¿Has comido? –le preguntó Virginia.

--Sí, gracias. Me hice un sándwich de atún con mayonesa, como tú me sugeriste.

--Siento que la nevera esté tan vacía. Jacobo y yo apenas comemos en casa.

--Bueno, –Clara sonrió con amargura- tampoco me viene mal ponerme a dieta.

--Clara, estás metida en un buen lío –le dijo Carlota.- Ya sabes cómo se criminaliza a las lesbianas en los pueblos pequeños. Deberás explicarme todo lo sucedido con pelos y señales. Y hablarme de toda la gente de Navas de la Princesa que consideres sospechosa. Mientras tanto, y si no quieres que te encierren, deberás esconderte.

            Olatz miraba a la asustada fugitiva mientras se rascaba la barbilla con una mano.

--Definitivamente, tienes que cambiar de look. La policía te está buscando.

            Clara la miró esperanzada.

--¿Me ayudaréis?

--Voy a bajar al 24 Horas a comprar un tinte de pelo –dijo Karen.- Y de paso subo unas cuantas botellas de vino, que me parece que la noche va a ser larga.

            Olga se acercó a su novia y le susurró al oído:

--Pide una prueba de embarazo también…

--Eso solo lo venden en las farmacias, boba. Menos mal que he sido previsora y ya he comprado una al salir del trabajo –Karen sacó una cajita blanca de su bolso.

--En casa tengo ropa que puede valerte, la dejó mi hermana cuando se quedó con nosotras, voy por ella –anunció Inés.

--Ceo que Jacobo tiene lentillas de colores, las buscaré.

--¡Pero qué divertido es esto! –aplaudió Susi.- Ay, perdona, Clara, es que me he dejado llevar…

V

Avanzada la madrugada, seis rostros miraban con expresión atónita la transformación de Clara y otros dos, con lágrimas en los ojos, examinaban una prueba de embarazo.

CONTINÚA EL MIÉRCOLES 20 DE MAYO

martes, 12 de mayo de 2009

¡Premiada!


No fue hasta que gané el premio Nobel que recibí buenas críticas. Nadie podía entender mis novelas, pero sí que podían entender 30.000 dólares (William Faulkner)
He recibido un premio por parte de las autoras del blog En busca de lo naranja y verde. ¡Muchas gracias, queridas Euge y Pato, qué bien sientan estas cosas!
El galardón viene con unas reglas y, aunque sobre todo la segunda de ellas me va a costar seguirla, pues debo escoger tan solo diez blogs para otorgarles el mismo premio y yo se lo daría a bastantes más, he aquí las instrucciones:
1. Coloca el logo en tu blog.
2. Escoge 10 blogs para que reciban el mismo premio de tu parte.
3. Publica los enlaces de los galardonados.
4. Infórmales de que han recibido este premio comentando en sus blogs.
5. Comparte el cariño: publica el link de este post y el nombre de la persona de quien se ha recibido este premio.
Pues nada, tras mucho cavilar (como digo, lo he pasado bastante mal y me faltan muchas), he aquí mis diez premiadas, por orden alfabético:
1. Adopción nacional, por Arce. Por la valentía con la que vive y ama, y por contárnoslo.
2. Apostillas literarias, por Magda. Por su bibliófila bitácora.
3. Devengo bloguera, por Farala. Por el humor que rezuma su maravilloso blog, por su concurso de la Primera Comunión y por haber conseguido revolucionar a toda la bollosfera.
4. El unicornio negro, por Ave. Por sus acertados comentarios acerca de... ¡acerca de todo!
5. Hay mujeres, por Marga. Por eso que dice el subtítulo de su blog, apostar por "combatir la homofobia desde la visibilidad".
6. Memoria feminista, por las Feministas Autónomas. Por su rabioso y necesario despliegue feminista.
7. Mirando las musarañas, por suigeneris. Por su exquisita selección de música, fotos, podcasts... Sus blogs son un regalo a los sentidos.
8. Palabrería LGBT, por mariasimona. Por su originalidad, su amor por el lenguaje y su esforzado trabajo.
9. Pont des arts, por Gabby. Porque siempre ha estado allí, desde que yo empecé en la bollosfera, porque siempre me ha enseñado, porque es una mujer sabia y linda.
10. Shane's Team, por Nai. Por atreverse a ser ella misma y huir de la superficialidad.

La chica de ayer

Las drogas son una pérdida de tiempo. Destruyen tus recuerdos, tu dignidad y todo lo que tiene que ver con tu autoestima (Kurt Cobain).

La generación que vivió su primera juventud en los años ochenta y que ahora tiene cuarenta y pico o cincuenta y pocos años se curtió en eso de la muerte, al menos en España. Franco lo jodió todo tanto que cuando por fin se murió aún seguía matando. La transición dio lugar a un país flamante y a unas personas que no sabían usar las calles, igual que unos niños que examinan sus juguetes nuevos en la mañana de Reyes. Así, la droga devastó la vida de mucha gente y por todas partes se empezaron a ver lo que se empezó a conocer como “yonkis”. Quedan poquitos ya, pero justo el otro día vi a tres pelearse por unos “tranquis” (así los llamaban: ¡dame los tranquis! ¡que me des los tranquis!) en la puerta de una iglesia donde estaban pidiendo. No hay espectáculo más triste. Son personas, hombres y mujeres que una vez sonrieron y tuvieron sueños.

Cuando digo que quedan pocos, no me refiero a que ahora no haya drogadictos, obviamente. Lo que me repugna es que los yonkis a todo el mundo le parecían cutres, nadie quería ser como ellos. Desgraciadamente, la droga va ahora disfrazada de glamour y convertimos en sujetos de admiración a adictos como Kate Moss, Amy Winehouse, Eminem o Pete Doherty. No estoy hablando de si cantan o posan bien o mal, eso no me interesa. Lo que quiero es comentar cómo la absurda manera que tienen de malgastar su vida se ensalza en los medios de comunicación e incluso se imita por gente sin personalidad.

A mí, qué queréis que os diga, los yonkis de antes me caían mucho mejor, porque estoy segura de que cualquiera de ellos te aconsejaría que nunca probases una droga, que mira cómo han acabado y te dirían que ojalá pudieran empezar de cero para hacer las cosas bien. Hoy día se hacen canciones sobre el coñazo que resulta ir a rehabilitación o te pillan metiéndote una raya y enseguida te forras con la publicidad que eso te da. Qué tiempos tan tristes.

Y lo peor de todo es que mucha de la gente que se mete coca, mdma o cualquiera de esas mierdas luego va de que tiene conciencia social. Pues se podrían parar a investigar un poco de dónde viene esa basura. La droga no es nada “progre”. Además de su experimentación con animales (por ejemplo, en el caso del mdma), la historia de explotación de personas (niños soldado, trata de blancas), de guerras y el tráfico de armas que hay detrás de esas sustancias es para poner los pelos como escarpias a cualquiera.

Esta mañana se ha muerto mi yonki favorito, y lo digo con todo mi cariño. Como homenaje a los libres y al mismo tiempo tortuosos ochenta (yo perdí un hermano justo en la mitad de esa década, con eso os digo todo), os regalo una de sus canciones más entrañables. 


miércoles, 6 de mayo de 2009

A LAS OCHO DONDE SIEMPRE, serial bollo (2)

Anteriormente, en A las ocho donde siempre...

CAPÍTULO DOS: LAS NORMAS DE LA CASA DE RUTH

I

La niña está en casa que es donde tiene que estar, y no jugando por ahí como una salvaje. No me vengas con tonterías, Celia, que sabes que no las aguanto. Lo sano no es saltar a la comba ni cuchichear con las otras crías, lo sano es ayudar a una madre que bastante trabajo tengo yo en casa. Encima que la dejo ir al colegio, total, para lo que le sirve, con lo boba que es. De dura nada, Celia. Realista, lo que soy es realista. Ya me hubiera gustado que me dijeran las verdades a mí a la cara en lugar de llenarme la cabeza de nubes para luego acabar como una esclava limpia que te limpia un maldito caserón de pueblo. Y puedo ir a la compra porque ella está haciendo la cena, que si no… ¿peligrosos los fuegos para una niña de diez años? Uy, ya quisiera verte yo manejar los pucheros con la soltura de mi hija, ya. Hoy cenamos estofado, con eso te digo todo.

Pues claro que dejarás de ir a clase después de este año, hija, pero qué te has creído, a ver, de qué te valdría si total, no tenemos dinero para mandarte a la universidad y además, aquí con la casa de huéspedes tienes el futuro asegurado. Ya quisieran muchas ser independientes como tú. Ah, ¿es que te sientes atada a mí? Mira, cuando quieras coges la puerta y te vas, pero te digo una cosa, aún no eres mayor de edad y sin nuestra ayuda no sé cómo te las vas a arreglar, porque, por supuesto, no esperes nada de nosotros si te marchas. ¿Qué te crees, una señorita de ciudad? Y dudo mucho que encuentres un novio, siento ser brusca pero no me has salido muy agraciada y los hombres ya sabes que se fijan mucho en esas cosas. Tú termina el curso y luego ya sabes, a trabajar. Y no me mires con esa cara de cordero degollado porque a mí plim, hija, a mí plim.

Y ahora en tu lecho de muerte vienes a decirme que he tratado muy mal a mi hija, anda por Dios, qué caradura tienes. Tú que la has ignorado toda tu vida, hola, caliéntame la comida, pon el telediario, buenas noches y para de contar. Yo la he criado, le he enseñado todo lo que sabe, viejo estúpido. Sí, la he pegado mucho, y es por eso que no se nos ha despendolado, que no se ha ido por ahí con cualquiera, es por eso que te ha cuidado hasta hoy y me cuidará a mí hasta que me muera. La he pegado mucho y más zapatillazos le debería dar, que es una ingrata, siempre con la cara larga, pero si el día de mañana se va a quedar con la casa de huéspedes, qué más quiere.

Gracias por venir a visitarme, Celia, la verdad es que casi nadie se pasa por el cuarto de una vieja moribunda, parece mentira, con lo que he hecho yo por este pueblo, sin mi casa de huéspedes pocos comercios estarían hoy en pie, sabes que tengo razón. Aunque todo eso poco importa ya, que esta ingrata hija mía, aprovechando que me cuesta moverme y que cada vez me falla más la cabeza, ha desmantelado toda la casa y no sé qué cosa quiere hacer de mujeres raras aquí, ya sabes que esta niña ha sido siempre demasiado feminista, es que la tenía que haber dejado tener algún novio, pero qué iba yo a saber, Celia, qué iba yo a saber… Muchas gracias por venir a visitarme, la verdad es que casi nadie se pasa a verme, parece mentira, con lo que he hecho yo por este pueblo, sin mi casa de huéspedes…

II

--¿Qué pasa, Clara? –Virginia se acercó a la anfitriona al ver el terror que mostraba su expresión. Puso las manos sobre sus hombros y repitió- Dinos, ¿qué es lo que han visto Karen y Olatz?

            Clara trató de recomponerse. Carraspeó e intentó reírse, pero su voz temblorosa delataba su verdadero estado de ánimo:

--Es… el fantasma de Villa Woolf, ya os lo dije. –Cogió una vela y se puso en pie- Si me disculpáis, ahora mismo vuelvo.

            Virginia se interpuso en su camino.

--De eso nada. Mira, no creemos en fantasmas, pero tampoco es divertido estar a oscuras en este pueblo perdido y que nos intentéis gastar una broma Marcos y tú. Es que no tiene nada de gracia.

            Clara había vivido esta situación muchas veces, y siempre había logrado convencer a sus invitadas con alguna mentira, pero se sentía devastada por el abandono de Carmen y agotada de vivir ocultando siempre la verdad. Así que apartó a Virginia de su camino mientras decía:

--De acuerdo, os confesaré mi secreto. –Desde el umbral de la puerta del comedor, gritó- ¡Madre! ¡Ruth! ¡Venga!

            De pronto, en medio de la oscuridad se dibujó una figura blanca. Todas gritaron.

--¡Es lo que vi a través de la ventana! –exclamó Karen.

            Olatz asintió.

--Es lo que vi en el pasillo.

--Es mi madre, doña Ruth –explicó Clara, abatida.- O lo que queda de ella, pues ha perdido totalmente la cabeza y ha adelgazado tanto que parece un esqueleto. –Todas miraron a esa pequeña mujer que Clara cogía de una de sus muñecas. Intentaba zafarse de la mano de su hija sin éxito. Los ojos le daban vueltas y de la boca salían babas y un extraño y quedo gemido.- La oculto a las invitadas porque, como comprenderéis, nadie querría venir de vacaciones aquí si supieran que hay una loca en el ático… Me invento lo de que Villa Woolf tiene un fantasma por si alguien escucha sus ruidos en algún momento…

--¡Oh! –Susi aplaudió- ¡Es como si estuviéramos dentro de la novela de Jane Eyre! La mujer del señor Rochester escondida en una alcoba del último piso… -Cuando vio la mirada fulminante de sus amigas, Susi contuvo su entusiasmo. Solo Virginia había esbozado una tímida sonrisa ante su comentario.

--Pensad lo que queráis –dijo Clara con la voz triste.- La verdad es que ya estoy harta de todo. Fui una esclava de mi madre en su cordura y ahora lo soy también en su enajenación. –Puso su brazo por encima de los hombros de la anciana enjuta- Vamos, madre, la llevaré a su cama. Ah, bien, ya ha vuelto la luz. Podéis coger algún juego. Ahí tenéis el Trivial, el Pictionary, el Monopoly… Y si no, ya sabéis donde está la tele. Enseguida os serviré el café y las copas.

III

Con la muerte de Ruth, Doña Celia acababa de conseguir el título de la mujer más vieja de Navas de la Princesa. Ese lunes por la mañana se despertó con el ruido del teléfono. Un periodista local quería entrevistarla. Sabía que conocía a las familia de la casa de huéspedes –villa algo, como la llamaban ahora, un nombre raro- de toda la vida. Ya se imaginaba lo que iban a preguntarle. Lo mismo que a su nieto Marcos el día anterior. Que si creía que Ruth había sido apuñalada por su hija Clara, que si tenía idea de dónde podía haber huido esta… ¿Pero qué iba a saber? Lo único de lo que tenía certeza es que ella no hubiera aguantado tanto como la pobre Clarita, toda la vida esclavizada por esa malvada mujer. Pero claro, eso no podía decirlo porque a lo mejor se creían que la asesina era ella.

            La Guardia Civil acababa de dejar marchar a las madrileñas. Mientras hablaba con el periodista las vio desfilar hacia la parada de autobús. Todas tenían ojeras. No habría sido ninguna de ellas, eso seguro. ¿Para qué iban a querer matar a una vieja de pueblo esas mujeres tan sofisticadas? Además, estos asuntos siempre quedaban en familia, en los sitios tan pequeños siempre era cosa de alguien de tu misma sangre. ¿Se acostarían juntas? ¿Quién con quién? Todos creían que la gente de pueblo era tonta, pero ella sabía de lesbianas, en Navas de la Princesa habían existido de siempre. Mª José y Beatriz en el pantano en pleno invierno, Carlota que bebía en el bar con los hombres… Pero ella estaba convencida de que ninguna de las madrileñas había matado a Ruth, aunque hubieran hecho bien, que a la mala hierba hay que ayudarla a morir.

IV

--Por fin, por fin, por fin… -Jacobo se abalanzó sobre Virginia y la cogió en brazos.- ¿Pero dónde te habías metido, perra? ¡Que te he llamado mil veces!

            Virginia dejó su mochila en el suelo, se quitó la gorra y se lanzó en el sofá.

--Larga historia, querido, con asesinato y todo. Te la cuento si me pones ahora mismo un café triple.

            Jacobo se dirigió a la cocina con su caminar amanerado. Virginia no pudo evitar sonreír al mirarle. Por fin estaba en casa.

--¿Por qué no has cogido el teléfono en todo el fin de semana?

--En ese jodido pueblo no había cobertura, tío.

--Pues te ha estado llamando una mujer de una editorial, ha dejado un mensaje en el contestador.

--¿Qué? –Virginia se levantó de un salto y se abalanzó sobre la máquina. Apretó un botón y se escuchó una voz femenina.

--Este es un mensaje para Virginia Gutiérrez. Soy Marga López de Ediciones Leta. Quería hablar contigo sobre la novela que nos has enviado. Estamos bastante interesados en publicarla. Por favor, llámame lo antes posible al 649…

            Virginia no se lo podía creer. Miró a Jacobo, que sonreía apoyado en la puerta de la cocina, con una taza de café en la mano.

--¿Es una broma? –preguntó a su compañero de piso con la poca voz que le restaba.

--¿Pero tú te crees que soy tan cabrón?

            Virginia sacó su móvil del bolsillo y marcó el número de Marga López con los dedos temblorosos.

--Hemos quedado mañana –anunció nada más colgar, con los ojos brillantes.- Tengo que llamar a Susi para contárselo.

            Jacobo puso cara de indignación.

--¿Te van a publicar un libro y eso es todo lo que se te ocurre decir, que tienes que llamar a Susi? Vamos, nena, espabila, estás loca por ella. O se lo dices ya o acabarás estallando. ¿Pero a qué esperas? Si tú te metes a todas las chicas increíbles de Chueca en el bolsillo, no sé por qué precisamente con Susi, que no es ninguna tía buena, eres tan remilgada…

--Ella es distinta, Jacobo. –Virginia suspiró.- Para mí es perfecta. –Recobró la compostura.- Bueno, tío, no me amargues la vida, que acabo de recibir la noticia más importante de todos los tiempos.

            Justo cuando acercaba la mano al auricular, el teléfono comenzó a sonar. Virginia descolgó esperando que fuese Susi, que ya la echaba de menos.

--¿Sí, dígame?

--¿Virginia? Soy Clara, de Villa Woolf. Perdona que te llame, pero tenía la reserva de Internet que hizo Lola con todos vuestros teléfonos en el bolso y tú eres la única que he encontrado en casa…

--¿Clara? ¿Pero dónde estás? ¿Sabes lo que le ha pasado a tu madre? ¿Has sido tú? ¿Pero por qué te escapaste en medio de la noche?

--No me grites, por favor. No tengo a dónde ir. Estoy en la estación de Atocha. ¿Podrías venir a buscarme? No conozco a nadie en Madrid. Ayúdame, por favor…

CONTINÚA EL MIÉRCOLES 13 DE MAYO